«Llegaremos adonde sea por mi hijo»

Los padres de un niño de Vilanova denuncian que una profesora cogió a su pequeño por el cuello y lo humilló. El niño ya cambió de colegio y el asunto se dirimirá en el juzgado


vilanova / la voz

Ana Isabel Reigosa y José Manuel Iglesias están indignados por un doble motivo, por lo que le ha pasado a su hijo y por el desamparo que, dicen, encuentran en el sistema judicial. Son los padres de un niño de ocho años que hasta el pasado curso estudiaba en el colegio Xulio Camba de Vilanova y que ha tenido que cambiarse de centro porque volver a su cole de toda la vida le daba pavor. El motivo, afirman sus progenitores, es el problema que tuvo con una profesora, que derivó en un parte médico de lesiones y una denuncia judicial.

Los hechos se remontan al viernes 14 de junio, cuando el niño se encontraba en el patio del colegio jugando durante el recreo. Según el relato que le trasladó a sus padres, este tuvo un desencuentro con otra alumna, lo que propició la intervención de una profesora que «sin causa que lo motive, lo agarró bruscamente por el cuello causándole heridas con las uñas», según consta en la denuncia presentada el 20 de junio ante los juzgados de Vilagarcía.

«Ante su sorpresa, el niño se asustó, reaccionando con tartamudeo en su léxico, bajando su mirada al suelo. Ante ambas premisas, la denunciada le gritó ‘mírame a la cara y no me hables así que no soy un perro’», según la versión de los hechos que recoge la denuncia.

Ana Reigosa señala que ese mismo día, cuando el niño llegó a casa, notó un comportamiento extraño y, poco a poco, «porque él es muy tímido y muy sentido» logró que hablase. «Al principio no me lo creía, quedé de piedra». Una vez comprobaron las marcas que tenía en el cuello, los padres llevaron al niño al servicio de urgencias de Vilagarcía donde constataron que presentaba dos erosiones lineales superficiales en el cuello y dolor sobre la musculatura paracervical bilateral, según consta en el parte médico.

El centro guarda silencio

El lunes los padres acudieron al centro para pedir explicaciones y, según sostienen, la dirección dijo que el relato que ofrece el niño difiere del dado por la maestra en cuestión. Y que cuando tuvieron oportunidad de hablar cara a cara con la docente denunciada, ella no negó que llegase a agarrar a su hijo por el cuello, aunque sin intención de causarle ningún daño. Ayer no fue posible recabar su versión de los hechos y desde la dirección del Xulio Camba se limitaron a informar de que, respecto a este asunto, existen versiones contradictorias, sin entrar en otras consideraciones.

Quienes sí quieren hablar son los padres del pequeño, que acaban de recibir una notificación del Juzgado de instrucción número 1 de Vilagarcía decretando el sobreseimiento de la causa porque «no aparece debidamente justificada la perpetración del delito». José Manuel y Ana no dan crédito porque ni les han llamado para testificar ni se ha practicado ninguna prueba pericial al niño. «¿Cómo es posible que archiven el tema sin hacer nada? Vamos a recurrir. Llegaremos adonde sea por mi hijo». Están molestos con el juzgado, con la Consellería de Educación -donde consta su denuncia- y con el colegio. «Ni siquiera hemos recibido una disculpa, quieren taparlo todo».

Los padres aseguran que hay más familias afectadas por la conducta de esta profesora y esperan que tras la suya surjan otras voces. Entre tanto, han sacado a su hijo del Xulio Camba para matricularlo en el colegio de San Roque de Corón (Vilanova). «Es muy duro, para él es un cambio muy drástico por los compañeros, sobre todo. En quince días de curso, la primera nota que recibí de su profesora habla del buen comportamiento que tiene. Es un niño muy bueno y tranquilo, todo el mundo lo sabe», y Ana apela a la camarera del bar en el que citó a La Voz de Galicia, quien asiente corroborando sus palabras.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

«Llegaremos adonde sea por mi hijo»