La bioeconomía busca su camino

Dos emprendedores arousanos que no logran financiación para sus proyectos de innovación inician una marcha para pedir salidas para los parados de más de 52 años


Vilagarcía / la voz

Vicente Vázquez Castelo lleva años tratando de encontrar financiación para desarrollar un proyecto de bioeconomía que, está convencido, abriría nuevas y múltiples posibilidades de negocio. Su lucha le ha llevado a correr infinidad de despachos oficiales, pero sus intentos por optar a alguna ayuda pública nunca prosperaron. Una injusticia, afirma, que también denunció ante la Valedora do Pobo, el presidente de la Xunta y el Parlamento Europeo.

Ahora llegó la hora de plantear la batalla haciendo kilómetros, y no está solo en esta empresa. Le acompaña otro arousano, el grovense Paco Silva, que quiere emprender en el sector de las algas y tampoco encuentra apoyo económico.

Ambos iniciaron ayer en la delegación de la Xunta en Vigo un periplo de tres días que concluirá el domingo en Santiago ante las oficinas de San Caetano. Con ello quieren dar visibilidad a una situación que viven miles de personas en España que, como ellos, tienen ideas en el campo de la innovación, saben como desarrollarlas, pero no encuentran vías de financiación para llevarlas a cabo.

En la delegación autonómica de Vigo registraron un manifiesto «de apoyo a los parados mayores de 52 años y al desarrollo de la nueva bioeconomía», documento que pretendían dejar, además, en el Concello, el club financiero, la asociación de empresarios de Pontevedra, los sindicatos y la universidad. Y se han trazado una agenda similar allí por donde pasen: Redondela, Soutomaior, Vilaboa, Pontevedra Sanxenxo, Cambados, Vilanova, Vilagarcía, Valga... Vicente y Paco se plantarán ante muchas ventanillas y solicitarán entrevistas con todos aquellos políticos y agentes económicos que estén dispuestos a escucharlos y ofrecerán un par de charlas en Pontevedra y en la delegación de Mar en Carril (Vilagarcía) para explicar en qué consiste la bioeconomía y por qué es bueno apoyar proyectos como los suyos.

Parte del itinerario coincide con la Ruta del Padre Sarmiento, que recorre el litoral de O Salnés, -convertida hoy en ruta turística- y como vilanovés de cuna que es Vicente Vázquez ha escogido el nombre del fraile que pisó estas tierras en el siglo XVIII para acuñar su causa: «Marcha Padre Sarmiento de apoyo por la nueva bioeconomía para una vida digna».

Cuestión de dignidad

Vázquez camina con el logo de la Asociación Víctimas del Paro a su espalda para trasladar su mensaje a la sociedad: la falta de ingresos provoca que los parados de más de cincuenta años entren en una situación de riesgo de exclusión social y arrastren con ello a sus familias. «Esto provoca, en términos de generales, una sociedad asimétrica, alejada de los valores que deben perdurar en la sociedad de la Unión Europea y vulnerando el primer artículo de los derechos fundamentales de la Unión Europea: la dignidad», apuntan desde la asociación Víctimas del Paro.

En consecuencia, piden al Parlamento gallego y a la Xunta que se destinen fondos para la reinserción de este colectivo y se desarrolle una ley gallega para la defensa del emprendimiento y a los autónomos sénior.

Vicente, con 53 años, y Paco, con 58, ponen rostro a este problema, y sus piernas, porque el camino se hace al andar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La bioeconomía busca su camino