La huelga estudiantil por el cambio climático vació aulas en O Salnés

En algunos institutos, la incidencia de la huelga fue casi total y en otros, nula. En Vilanova celebraron una concentración con lectura de manifiestos y pancartas


Vilanova

La huelga internacional contra el cambio climático convocada por el sindicato de Estudiantes tuvo hoy un seguimiento desigual en los institutos de Arousa. En algunos centros quedaron aulas vacías mientras que en otros la incidencia fue nula. Valgan algunos ejemplos. En el IES Ramón Cabanillas de Cambados cifraron el seguimiento en un 90 %, en el Castro Alobre de Vilagarcía, en un 80 % y en el Monte da Vila de O Grove, en un 53 %. Frente a estas cifras, en los institutos de Valga y A Illa de Arousa los alumnos fueron a clase con total normalidad. Donde no fue un día como otro cualquiera, ni mucho menos, fue en los institutos de Vilanova.

El Faro das Lúas y A Basella decidieron ir de la mano y secundar de forma conjunta y en la calle el movimiento juvenil Fridays for Future, que busca concienciar a la sociedad y a los poderes públicos para combatir actitudes y políticas que están llevado al planeta al desastre desde el punto de vista medioambiental.

Alumnos de Vilanova se concentraron este mediodía en el parque de O Cabo, pancartas en mano, para sumar su voz en contra de las emisiones de CO2 en la atmósfera y pedir la implantación de energías renovables; ara reivindicar el cuidado del planeta como un derecho humano más y políticas que permitan frenar el calentamiento global. Pero, con ser fundamental, la batalla no solo se libra ante los poderosos del G7 o el G20. «Sabedes quen son os culpables de todo isto? Nós, todos e cada un de nós. Está moi ben que subas historias a Instagram denunciando o cambio climático e que vexamos imaxes e vídeos terribles sobre o tema, pero, que pasa co plástico que acabas de tirar da ventá do coche», escribió una de las alumnas. En el acto también se reprodujeron las palabras que pronunció el actor Leonardo Dicaprio en la Cumbre del Cambio Climático ante la ONU.

El sindicato va más allá y en su decálogo de exigencias habla de la nacionalización de industrias para implantar procesos de producción más sostenibles y de que el reciclaje pase a depender, exclusivamente, del sector público.

La de Vilanova fue la única movilización que se celebró en la comarca y en ello tuvo que ver, también, el profesorado de los respectivos centros, que consideró oportuno implicar a los alumnos en una batalla que les afecta muy directamente y que enlaza perfectamente con actividades que están desarrollando en clase relacionadas con el medio ambiente y el cambio climático.

Por eso, aunque los alumnos de primero y segundo de la ESO no estaban convocados a la huelga de ayer, fueron invitados igualmente a participar en la concentración celebrada en la explanada de O Cabo. Y, después, de vuelta a clase.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La huelga estudiantil por el cambio climático vació aulas en O Salnés