Cuatro arousanas, asesinadas por sus exparejas en los últimos 12 años

Tres mujeres fueron agredidas con armas de fuego y solo una de ellas logró sobrevivir


Vilagarcía / la voz

María del Carmen Fontán Torres, Mari Luz Pose, María del Carmen Barcala Rebolo y María José Aboy. Esa es la lista de arousanas que, en los últimos doce años, fueron asesinadas en episodios de violencia machista. Todavía hay un nombre más que pudo haber formada parte de ese recuento. La suerte quiso que no fuera así y ella puede contarlo. Es el de Eva María A. F., que en diciembre del año pasado recibió dos disparos de su ex pareja. No tuvieron la misma suerte Mari Luz Pose, que murió tras recibir un tiro en la cabeza en el cuartel de Cambados, ni María José Aboy, que el pasado domingo aparecía muerta en su domicilio, también, tras haber recibido un disparo. Para matar a María del Carmen Fontán, en cambio, su agresor utilizó un cuchillo, mientras que María del Carmen Barcala falleció asfixiada.

Mujer de entre 40 y 50 años de edad que conviven con su pareja. Ese es el perfil de las víctimas de violencia machista que en los últimos años han perdido la vida a manos de sus maridos o compañeros. El primer caso que se registró en la comarca en los últimos doce años ocurrió en febrero del 2007, en Meaño. María del Carmen Fontán Torres, de 49 años de edad, fue la primera mujer asesinada en Galicia en ese ejercicio. Tenía tres hijos con Benito Paz, un marinero adscrito a la cofradía de Vilanova al que ya había denunciado en alguna ocasión. Y es que aquella trágica noche no era la primera que la amenazaba con un cuchillo. Ella se puso en medio para evitar que el hombre fuera a por uno de los hijos que tenía la pareja. Y el golpe fue mortal. Benito Paz fue condenado a quince años de prisión.

Solo meses después, Arousa volvía a estremecerse por la violencia machista. Mari Luz Pose, expresidenta de los comerciantes de Cambados y una mujer muy conocida en la comarca, recibió un tiro en la cabeza de su expareja, el guardia civil Jaime Máiz, al que había dejado unos meses antes. El suceso tuvo lugar dentro del cuartel de la Guardia Civil de Cambados, donde la mujer había ido a denunciarlo. No pudo hacerlo. Máiz fue a su casa, cogió la pistola y le disparó a la cabeza, sin dar tiempo a reaccionar a sus compañeros. Mari Luz ya lo había denunciado en alguna ocasión, pues el final de la relación estaba siendo tortuoso.

Un año más tarde

La siguiente víctima se produjo un año más tarde. El 19 de diciembre María del Carmen Barcala Rebolo, de 42 años, moría a manos de su marido en el domicilio que ambos compartían en Portas junto a sus seis hijos. Ella, natural de Rubiáns (Vilagarcía), llegaba tarde a casa porque trabajaba en un bar. Y a él, de Caleiro (Vilanova), no le gustaba, por lo que inició una discusión que terminó estrangulando a la mujer, a pesar de que varios de sus hijos estaban en ese momento en casa. José Torrado Núñez, el agresor, fue encontrado poco después por la Guardia Civil, a quien confesó su crimen.

Tuvieron que pasar diez años para que Arousa volviera a sufrir un episodio similar, aunque con un mejor desenlace. Fue el 5 de diciembre del año pasado cuando Eva A. F., de 47 años, tuvo que salir por la ventana a pedir ayuda. Su expareja le había pegado dos tiros en la cabeza y luego intentó suicidarse. Los dos consiguieron sobrevivir. Ella intenta recuperarse de sus heridas, él está detenido a la espera de juicio. Apenas han pasado tres meses desde entonces y Arousa ya cuenta con una nueva víctima. María José Aboy cierra, por ahora, este trágico balance.

Asociaciones feministas de Vilagarcía y Cambados se manifiestan hoy

El último episodio de violencia machista ha despertado una ola de solidaridad en la comarca arousana. Durante el día de ayer fueron muchas las instituciones y ciudadanos que mostraron su repulsa por el asesinato de María José Aboy. Y hoy volverá a haber concentraciones. Los colectivos feministas de Vilagarcía y Cambados, O Soño de Lilith y A Naiciña, hacen un llamamiento a los vecinos para que asistan a las protestas que se celebrarán a las ocho y media de esta tarde en la plaza de Galicia y en la de Francisco Asorey.

El Concello de Pontecesures manifestó su «repulsa máis enérxica ante o evidente caso de violencia de xénero no veciño Concello de Valga», reza el comunicado oficial. Y los alumnos del instituto de Valga celebraron una concentración silenciosa delante de la puerta para mostrar su más enérgica condena por lo sucedido en su localidad. También en Sanxenxo la conselleira de Infraestructuras, Ethel Vázquez, y el delegado territorial de la Xunta, José Manuel Cores Tourís, participaron en un acto de protesta para condenar los últimos asesinatos.

Tampoco se quedarán quietos los colectivos feministas de la comarca, que han dejado para hoy sus jornadas de protestas. O Soño de Lilith invita a todos los vecinos a darse cita en la plaza de Galicia de Vilagarcía para mostrar su total rechazo a este nuevo episodio de violencia machista. Será a las ocho y media. A esa misma hora, el colectivo A Naiciña convocará también una protesta similar en Cambados, más concretamente, en la plaza Francisco Asorey.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cuatro arousanas, asesinadas por sus exparejas en los últimos 12 años