Un vilanovés entrega al Concello restos óseos que podrían ser del Alto Medievo

Los encontró en la zona sur de Cálago, donde los arqueólogos sospechan que pudo haber un monasterio y un cementerio


vilanova / la voz

La visita que los arqueólogos encargados de las excavaciones en Cálago realizaron el pasado domingo para los vecinos de Vilanova fue todo un éxito. No solo porque en la misma participaron cerca de un centenar de personas, sino también porque uno de los residentes en la localidad aprovechó la ocasión para informar a los técnicos de que en su casa tenía lo que parecían restos óseos humanos que habían sido hallados en la zona sur de Cálago. «Isto permite abrir unhas expectativas interesantes desde o punto de vista da investigación», explicó ayer Mario César Vila, director del proyecto de Cálago. Tantas, que el Concello ya quiere centrar en esa zona las próximas excavaciones. «Ahí ni siquiera pasamos el georradar porque todas las fuentes nos hablaban de la terraza», explicó el alcalde, Gonzalo Durán. La presencia de estos restos podrían ser un indicio de que ahí se ubicó un cementerio y un monasterio durante el Alto Medievo.

«Todo o mundo sabía a relación desta zona co castro ou cos romanos e así o confirmamos nas escavacións, pero nos faltaban elementos arqueolóxicos vinculados co Alto Medievo», añade Mario César. Estos restos óseos, que todavía están sin analizar, podrían venir a indicar la dirección adecuada en la que seguir trabajando para ayudar a completar esa laguna. Los directores de la excavación aseguran que este hallazgo hay que tomarlo con todas las cautelas, «porque non é un achádego arqueolóxico», añadió Francisco Alonso, subdirector de los trabajos en Cálago. Explica que, hasta ahora, su labor se ha centrado en la zona norte de la parcela, porque parecía la más interesante. «Pero isto nos da indicios de que na zona sur pode haber restos da época medieval. Se se comproba que estes restos saíron de aí é probable que alí houbera tamén unha igrexa prerrománica», añadió.

Aunque todavía hay que realizar todos los análisis correspondientes, los restos hallados parece que pertenecen a un solo individuo. Los mejor conservados son los restos de un cráneo, «hay también un humero, por lo que podemos deducir que no son de un niño, sino que pertenecen a un anciano o a una mujer porque parecen de una persona debilitada», explicó Durán, quien aseguró que habrá que esperar «al estudio de un antropólogo» para saber más detalles.

Los arqueólogos destacaron el buen estado en el que se encuentran estos huesos, algo extraño pues la acidez de los suelos en Galicia propia la descomposición de estos restos. Y señalaron que para lo que servirá este descubrimiento es para abrir una nueva línea de investigación. Primero habrá que analizar los huesos, lo que no será tarea sencilla porque se carece del contexto en el que fueron encontrados. Y posteriormente se hará un proyecto para comenzar a trabajar en la zona sur de Cálago. «La empresa puede empezar a hacerlo desde ya porque nuestra intención es que, si el tiempo acompaña, las excavaciones puedan comenzar después de Semana Santa», concluyó Durán. Quizás permitan encontrar el antiguo monasterio que una vez hubo en Cálago.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un vilanovés entrega al Concello restos óseos que podrían ser del Alto Medievo