No solo corren las burras en San Miguel; los santos, también

El sábado tuvo lugar el primer traslado de las imágenes de la capilla a la iglesia, y el martes repiten

.

Si algo ha hecho famosas a las fiestas de San Roque do Monte (Vilanova) es su tradicional carrera de burras. Ellas y ellos, porque machos también hay, volverán a ser las estrellas hoy por la tarde, pero lo que desconoce el gran público es que en estas fiestas no son los équidos los únicos que aceleran el paso.

Las imágenes de San Roque, San Antonio y María Auxiliadora dejaron el sábado la capilla durante unas horas para visitar la iglesia parroquial e «invitar» al patrón, San Miguel, y a la Virgen del Carmen, a su capilla, la de San Roque, donde permanecerán hasta el martes. Ese día, los feligreses volverán a cogerlas en andas y, a paso ligero durante un par de kilómetros, las llevarán cuesta arriba para devolverlas a sus altares originales.

La carrera de burras es un baluarte de la fiesta, pero para más de un devoto es el traslado de los santos el momento más emotivo.

Además, hay otros alicientes. El martes, ya de vuelta de la caminata, a eso de las dos de la tarde, se repartirán mejillones y cachelos entre los asistentes. Ya no será en la casa donde solía hacerse. Este año cambia el escenario y la comida se servirá el lado de la propia capilla.

Esperando a «Felipe»

Para entonces, los ganadores de la carrera de burras ya habrán podido dar cuenta de los sacos de pienso que les regalará la organización. La más rápida en cruzar la línea de meta se llevará una ración de pienso extra y su dueño, cien euros en metálico. El segundo recibirá 75 euros y el tercero, 50, con su correspondiente saco de alimento.

La carrera repite el esquema de los años anteriores. Saldrá hoy a las siete de la tarde de las inmediaciones de la capilla de San Roque y contará con la participación de una decena de animales. La mayoría llegarán de Tui. En San Miguel ya casi no quedan casas de labranza como antiguamente y, por tanto, tampoco hay burras, lo que obliga a la comisión de fiestas a buscar ejemplares fuera del municipio y recurrir a un criador. Se aguarda, también, a la burra más famosa de la fiesta, «Felipe», esta sí de San Miguel, «e pode ser que algunha máis», según explica la presidenta de la comisión.

Para ella será la última edición como organizadora. «Déixoo, que a collan outros», indicó en un claro aviso a navegantes. Entre tanto, le quedan todavía tres días por delante para estar pendiente de que nada falle.

La música es otro de los aspectos destacados del programa. Habrá verbena todas las noches. Hoy con Televisión y Xacobe y el martes, con El Combo dominicano y Jerusalén.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

No solo corren las burras en San Miguel; los santos, también