El pósito de Vilanova sanea sus cuentas

El balance contable del pasado año se cerró con 133.000 euros de beneficios

.

vilanova / la voz

La cofradía de Vilanova presentó el jueves las cuentas correspondientes al 2017. Y los números han sido excelentes, según el relato de la patrona mayor, María José Vales. La mariscadora recuerda que hace cuatro años ella y su equipo se hicieron cargo de un pósito al borde de la ruina, que acumulaba pérdidas e impagos. Y tras dar un giro radical a la organización de la cofradía y a la forma de trabajar, las cuentas no solo se han saneado, sino que arrojaron el año pasado unos beneficios de 133.000 euros.

Ese milagro tiene muchas caras. A las políticas de contención de gasto acometidas desde un primer momento se han ido sumando otras encaminadas a aumentar los beneficios, hasta lograr que estos se disparasen en hasta un 75 por cien en los últimos cuatro años. Ese incremento se ha notado, especialmente, en el sector del marisqueo a pie. Quienes integran este colectivo han pasado de registrar unos ingresos medios de 8.000 euros anuales, a unos 13.000. Es la diferencia entre un salario de subsistencia y uno digno. Otro de los puntales del milagro vilanovés es el cambio radical en la gestión del muelle de descargas de mejillón. Este producía, cuatro años atrás, unos ingresos de 43.000 euros «que non daban nin para gastos». En la actualidad, el pósito ingresa 98.000 euros por esta actividad. Para lograrlo, señala la patrona mayor, han sido necesarias largas negociaciones con el sector mejillonero que han llegado, nunca mejor dicho, a buen puerto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El pósito de Vilanova sanea sus cuentas