La Diputación invierte en O Salnés tres millones más que la Xunta

Carmela Silva exige a Feijoo un verdadero fondo de cooperación local, que respete la autonomía municipal y deje de «privilexiar os concellos gobernados polo PP»


vilagarcía / la voz

«Ningunha outra Administración achega tantos recursos para que os concellos poidan prestar os servizos municipal». Esta frase resume el extenso balance que la presidenta de la Diputación de Pontevedra hizo ayer acerca del esfuerzo que la institución provincial ha realizado en O Salnés en lo que va de año. Los 19,7 millones de euros que la socialista Carmela Silva y su equipo desgranaron pormenorizadamente a lo largo de un desayuno informativo superan, de hecho, en al menos tres millones a la inversión que la Xunta prevé ejecutar en la comarca a lo largo del 2018. Este cálculo es incluso conservador a la hora de calibrar las diferencias entre ambas instituciones, ya que la propuesta de Orzamentos del Gobierno autonómico apenas incorpora cinco millones, con nombres, apellidos y destino al territorio arousano. Una cifra que la diputada popular Marta Rodríguez Arias eleva a dieciséis millones, incluyendo en las cuentas todos los gastos que la Xunta ejecuta aquí a lo largo de un ejercicio completo. Menos, en cualquier caso, de lo que le depara la Diputación.

Al margen del detalle de las partidas, que en sus principales áreas pueden consultarse en la tabla que acompaña estas líneas, Silva quiso invocar un principio en nombre del gobierno que encabeza, en el que PSOE y BNG se dan la mano: «Os cidadáns teñen dereito a coñecer en que se invisten uns recursos que son seus; isto chámase transparencia e aplicación dos principios do bo goberno», apuntó la presidenta provincial. La justa y equitativa distribución de dichos recursos constituye ese principio que la política socialista quiso dejar bien asentado a la hora de analizar su gestión. Es más, no dudó en exigir a la Xunta «que poña en marcha o seu propio Plan Concellos, un fondo local de cooperación incondicionado que respecte a autonomía municipal, de xeito que sexan os concellos os que decidan en que empregar os recursos de acordo coas súas necesidades». En estos momentos, le reprochó a Alberto Núñez Feijoo, «o único criterio é a orde de chegada, de xeito que lles resulta fácil privilexiar aos concellos que goberna o PP».

Marcando distancias con tiempos anteriores -las referencias al popular Rafael Louzán fueron constantes en su intervención-, Carmela Silva desgranó un par de ejemplos. En el apartado de cohesión social, el municipio que este año ha recibido un mayor respaldo económico es Vilanova, con 82.399 euros. Como todo el mundo sabe, su alcalde es el destacado político conservador Gonzalo Durán. Por otra parte, la conservación del desbroce de las carreteras provinciales obedece hoy a un plan comarcalizado y sistemático, «cando antes só se limpaban as estradas que cruzaban municipios gobernados polo PP». En cuanto al Plan Concellos, la presidenta explicó que su dotación ha crecido un 32,85 % frente al último ejercicio de Louzán. «Por iso río, con humor, cando afirman que a Deputación se limita a aportar o que marca a lei; non, podía ser inferior, pero para nós todos os veciños son iguais», subrayó Silva antes de dar una nueva puntilla a la Xunta por ignorar la Cidade Europea do Viño de Cambados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La Diputación invierte en O Salnés tres millones más que la Xunta