Las Lambrettas invadirán O Salnés

El vilagarciano Edu Reiriz organizará el encuentro nacional de la marca de motocicletas

;
Eduardo Reiriz organiza una concentración de motos Lambreta Eduardo Reiriz organiza una concentración de motos Lambreta

vilagarcía / la voz

El vilagarciano Edu Reiriz ha sido elegido por el club de España de Lambretta para organizar su encuentro bianual. Un encuentro que, por lo tanto, se celebrará este año en la comarca de O Salnés entre el 21 y el 24 de este mes de septiembre tras haber pasado en anteriores ediciones por Gandía, Marbella o Saldaña (Palencia). A la cita está previsto que acuden un centenar de motocicletas de toda España, con especial presencia de aficionados del norte. «Vendrán incluso desde Alicante, Sevilla o Málaga, pero los que más, serán vascos y asturianos», apunta el organizador.

El punto de encuentro será en el Hotel Leal de Vilanova. «No encontré en Vilagarcía un sitio dónde hacerlo a un precio asequible para que pudiera ser atractivo», explica Reiriz. El menú es el habitual en este tipo de concentraciones: rutas con las motos por toda la comarca de O Salnés, múscia y caharlas, pero habrá también una exposición de una docena de empresas que tvanden respuestos. Lo de la miniferia es muy importante, porque es una motocicleta que dejó de fabricarse en los años 70 y no es nada fácil conseguir piezas.

«Un follón»

«Es un follón», dice cuando se le cuestiona sobre la organización de un evento así. «Da mucho trabajo. Y hace falta dinero, y no lo hay. Con los 80 euros que pone cada participante para todo el fin de semana y cuato regalos que te den los patrocinadores te tienes que apañar. Por eso no van a tomar mariscadas en el menú. Si tuviera pasta haría maravillas, pero no la hay», dice. No ha encontrado apoyo en las instituciones oficiales pero dice que lo entiende. «Dinero no me dan, pero sí me ayudan con otras cuestiones de infraestructura y eso se lo agradezco mucho», apunta.

 Las motos que se encuentran en alpendres y gallineros y que exigen atención continua

Edu siempre tuvo moto, aunque su pasión por las Lambrettas llegó más tarde. Lo hizo de la mano de la música. De la cultura mod, en concreto. Y al final acabó comprándose una, que ahora ya son tres. y metiéndose en ese mundo. No es nada fácil encontrar ese tipo de motocicletas. La búsqueda se hace, básicamente, en alpendres y hasta gallineros, pero las cosas han variado porque antes las compras eran más sencillas. «Internet ha cambiado mucho todo esto», dice. «Las que compré yo me costaron diez mil pesetas. Ofrécele tú ahora 60 euros al paisano. Te piden 600 por una que está en el gallinero con las gallinas encima», dice.

La pasión de Reiriz por la mítica marca italiana le hace viajar por todos lados. Este verano, por ejemplo, estuvo en Italia, en la Eurolambretta. Allí había dos mil Lambrettas de toda Europa. El penúltimo fin de semana de agosto se fue a Avilés. Tardó ocho horas en llegar. Y con ese gusanillo de saber qué pasará durante el viaje. «Aunque la moto parece nueva pero el mantenimiento tiene que ser continuo, que es otra de las cosas que más me gustan»., explica.

Reconoce Edu que la suya no es una afición barata -«tengo pasta metida en las motos», dice- pero los tutoriales de Youtube le han echado una mano indispensable. «Muchos domingos de invierno me voy a un pequeño taller que tengo en casa de mis padres y me paso las tardes poniendo y sacando piezas», dice. Y da un consejo. «Quien piense que cuando se compre una lambretta va a ser darle una patada y ponerse a andar está muy equivocado. Necesitan mucho mantenimiento. Si quieres eso cómprate una moto nueva», explica.

Esa pasión fue la que hizo que en el club estatal, que cuenta con 250 socios, le llamaran para hacer el encuentro de la marca en tierras gallegas. «Saben que tengo experiencia, que llevo diez años organizando la escuterada de Vilagarcía y me conocen. Llevo veinte años en el club. Siempre me lío en estas cosas, porqe me gusta y porque es una manera de evadirme de muchas cosas», subraya.

El plazo de inscripción se abrió el viernes (www.lambrettaclubspain.com) y destaca Edu que no es un evento particular para los socios del club. «Todo aquel que tenga una Lambretta puede participar», afirma. Eso sí, que sea una Lambretta, que no se le ocurra a nadie ir con una Vespa. «Son el lado oscuro», bromea Edu.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Las Lambrettas invadirán O Salnés