Rede Aberta proporcionará fibra a la urbanización de Vilagarcía que las demás operadoras ignoraron

Serxio González Souto
serxio gonzález VILAGARCÍA / LA VOZ

VILAGARCÍA DE AROUSA

Martina Miser

La compañía, centrada en la digitalización de la Galicia rural, ha alcanzado un acuerdo con la administradora de las 76 nuevas viviendas de As Mulatas

20 jun 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

Son 76 viviendas de nueva construcción que se levantan en un emplazamiento privilegiado, frente a la playa de A Concha, en Vilagarcía de Arousa. Por razones que sería complicado comprender, ninguna operadora de telefonía se ha dignado a contratar sus servicios con sus propietarios, algo que únicamente requeriría extender la fibra óptica diez metros, desde el entronque más próximo a la urbanización. Tras conocer su situación, la compañía Rede Aberta se ha puesto en contacto con los afectados y ha cerrado un acuerdo para llevar a cabo esa conexión y solucionar un problema un tanto disparatado. Basta con tener en cuenta el motivo inicial que las compañías del ramo dieron a los vecinos: «Vuestra calle no existe»».

Tanto As Mulatas como los números 8 y 10, en los que se distribuyen los 76 apartamentos, existen. Y Rede Galega no ha tardado en comprobarlo. La compañía gallega funciona como un operador neutro de telecomunicaciones. De lo que se encarga es de desplegar la fibra, de forma que a continuación sus clientes puedan contratar los servicios de telefonía e internet con las empresas proveedoras. Es de esperar que, en esta ocasión, no tengan inconveniente en hacerlo.

La firma es la misma que ha resultado adjudicataria del programa Único Banda ancha 2023, puesto en marcha por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital para extender la fibra en las zonas ciegas y en aquellas que disponen de una conexión a internet con velocidades inferiores a 100 Mgps. De acuerdo con este contrato, Rede Aberta instalará dará servicio de fibra óptica ultrarrápida a 29.134 viviendas (unidades inmobiliarias) ubicadas en el ámbito rural de las provincias de A Coruña y Pontevedra.

Con ser importante, su radio de actuación no se limita a la digitalización de las zonas rurales, como acaban de constatar los nuevos vecinos de As Mulatas.