Limpian de maleza la finca de Vilagarcía de la que salían las ratas como gremlins

Antonio Garrido Viñas
a. garrido VILAGARCÍA / LA VOZ

VILAGARCÍA DE AROUSA

MONICA IRAGO

La asociación Fonte da Coca había denunciado la proliferación de roedores en el parque

15 nov 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Donde antes había una maleza que superaba el metro y medio de altura en algunas zonas, ahora se ve el lugar razonablemente limpio. La finca de la que los vecinos de lugar presumían que era el refugio perfecto para las ratas como gremlins que campaban a sus anchas por el parque de A Coca de Vilagarcía ha cambiado su imagen de manera radical. Si por ella camina ahora algún roedor se verá sin mayores problemas y no les quedan muchos lugares ya donde refugiarse. Alguno todavía hay, porque quedan zonas todavía sin limpiar del todo, pero el cambio ha sido espectacular.

La limpieza del solar era la principal solución que desde la empresa desratizadora se le había dado al Concello de Vilagarcía para atajar el problema de la invasión de ratas que denunciaba la asociación de vecinos Fonte da Coca. En una primera incursión, el técnico había confirmado la presencia de los roedores puesto que detectó madrigueras en la zona, y en su informe subrayó que era imprescindible que los propietarios del predio en cuestión limpiaran de maleza y basura la finca para luego proceder a una actuación integral en el lugar, y poder atajar de esta forma el problema que tenía preocupado a los vecinos.

La asociación Fonte da Coca había presentado un escrito por registro en el Concello para denunciar la presencia de «ratas como gremlins» que, además de provocar la lógica preocupación por si pudieran llegar a adentrarse en la zona de juego de los más pequeños, que está muy próxima al lugar, al parecer le habían cogido gusto a los frutos que crecían en los árboles de las fincas cercanas.

Tras la denuncia pública, con amenaza de movilización incluida, la maquinaria comenzó a rodar, la finca de marras ya presenta un mejor aspecto y el último paso será desratizar por completo el lugar.