A Illa y Vilagarcía se reparten las seis banderas azules de Arousa

Rosa Estévez
rosa estévez VILAGARCÍA / LA VOZ

VILAGARCÍA DE AROUSA

MARTINA MISER

La playa de O Preguntoiro, en Vilaxoán, sigue sin recuperar la enseña de Adeac, y el Concello apuesta por un plan para eliminar el cadillo en A Compostela

12 may 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

El próximo verano, serán seis las banderas azules que ondearán en la zona sur de la ría de Arousa. De ellas, cuatro lo harán en el cielo de A Illa. Dos en playas: Area da Secada y Camaxe (O Bao). Una en el sendero que discurre entre el puente y O Carreirón. Y otra en el Centro de Interpretación da Conserva, un edificio que «ten todos os certificados turísticos habidos e por haber», tal y como presume el alcalde isleño, el socialista Carlos Iglesias. A Illa se ha convertido, con esas cuatro enseñas, en el municipio azul de Arousa sur. Solo en otra localidad de esta banda de la ría ondearán las banderas de Adeac: Vilagarcía de Arousa. En la capital arousana los arenales de A Compostela y O Campanario volverán a contar con este distintivo, que de nuevo se le niega a O Preguntoiro.

En A Illa hace años que el Concello ha desistido de ampliar el número de banderas azules para sus arenales. Para conseguirlas, explica Carlos Iglesias, es necesaria una cuantiosa inversión y un esfuerzo titánico, especialmente para localidades pequeñas como esta, en la que el número de socorristas concedido habitualmente por la Xunta es de seis profesionales: la cantidad justa para atender las dos banderas azules. Además, no necesitan las playas isleñas ni enseñas ni más reclamos para atraer bañistas —más bien todo lo contrario—.

En Vilagarcía, el Concello se congratulaba ayer por haber logrado revalidar las banderas azules que ondearon en la localidad el pasado verano. A su juicio, son un premio que reconoce «a calidade das augas e dos servizos cos que contan» A Compostela y O Campanario. Las banderas azules, dice Ravella representan «unha excelente carta de presentación de cara a atracción de visitantes e para a súa promoción turística, a maiores do orgullo que para os vilagarciáns supón contar con estes recoñecementos de calidade nos seus areais».