El parque de la plaza de España: cerrado en la teoría, pero no en la práctica

Antonio Garrido Viñas
a. garrido VILAGARCÍA / LA VOZ

VILAGARCÍA DE AROUSA

MONICA IRAGO

Los ciudadanos lo disfrutan pese a la amenaza de los árboles en mal estado

14 oct 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Astérix y Obélix solo temían que el cielo cayera sobre sus cabezas. En Vilagarcía, no hay miedo ni al cielo ni a las ramas de los árboles enfermos. El pasado fin de semana el Concello precintaba el parque de la plaza de España ante el grave riesgo de que alguno de los varios ejemplares de plátanos que están en pie, pero enfermos, acabaran cayendo en parte o en su totalidad sobre alguna de las muchas personas que día tras día disfrutan de su sombra. Unos cuantos metros de cinta de la Policía Local rodeaban la zona verde para impedir que por allí pasara la gente ante el peligro notorio del lugar. Y no hace falta retrotraerse mucho en el tiempo para constatar que los árboles enfermos causan desgracias. Sucedió por última vez hace solo unos días en Mondariz.

El problema es que una cinta de plástico poca protección parece y, además, es todo un regalo para quien no tiene nada mejor que hacer que el estúpido. La barrera de plástico tardó poco en estar por los suelos -de hecho, allí seguía ayer- y la plebe entendió que aquello ya estaba libre de males y de peligros, así que el personal se adentra sin rubor ni temor por el lugar y hasta se sienta en algún banco a echar algún pitillito o una conversación. Sucede desde hace un par de días en cualquier momento de la jornada y suerte hay de que los vientos y las lluvias nos están respetando. Ayer, a última hora de la tarde, habían vuelto a colocar la cinta bien. Habrá que ver cuánto dura. Y algún cartel contando el asunto tampoco sobraría.