Demasiado castigo para el Arousa en un partido con poco brillo (2-1)

Nieves D. Amil
nieves d. amil PONTEVEDRA / LA VOZ

VILAGARCÍA DE AROUSA

Martina Miser

Un penalti en la primera parte permitió adelantarse a los arousanos con el tanto de Pedro Beda

10 oct 2021 . Actualizado a las 20:43 h.

El Arousa llegaba al campo del líder con la necesidad de ganar y volver a ofrecer esa imagen de los dos primeros partidos de liga. Además, tenían el deber moral de brindar un triunfo a su entrenador, Jorge Otero, que viajó en el último momento después de perder a su madre el día anterior.

Saltaron los dos equipos al terreno del Vicente del Bosque con cautela, midiendo cada paso, reconociéndose y sobre todo, sin generar peligro. Apenas hicieron trabajar bajo palos a Manu Táboas y a Cristian Parras, que veían como el juego se disputaba en tres cuartos de campo sin llegar con opciones a su territorio. Ambos equipos estaban muy alejados de su mejor versión, quizás una falta cerca del área fue la primera gran ocasión de los locales, que obligó a Manu Táboas a estirarse para ver como el balón se escapaba por encima del larguero.

Tal y como se estaba desarrollando el juego, no sorprendió que la primera oportunidad para el Arousa llegase tras la pena máxima. Pedro Beda anotó el desde los once metros y adelantaba a los arlequinados, que quisieron ir al banquillo para celebrarlo con Jorge Otero. A solo diez minutos del descanso, el Arousa daba un gran paso de tranquilidad en casa del líder. Pero pronto llegó la réplica del Adarve con un balón dividido que el capitán logra colar en la meta arousana tras un rechace de Táboas. Dani Ramos devolvió las tablas al electrónico antes de encaminarse al túnel de vestuarios.