Los semáforos más chulos del mundo

José Ramón Alonso de la Torre
J.R. Alonso de la Torre EL CALLEJÓN DEL VIENTO

VILAGARCÍA DE AROUSA

Martina Miser

Si Vigo es la capital de las luces navideñas, Vilagarcía debería ser la ciudad de los semáforos

10 oct 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Los semáforos son una fijación para muchos de mi generación. Siendo niños, se convirtieron en un símbolo del progreso y deseábamos que los instalaran en nuestras ciudades. Sucedía lo mismo con los ascensores, que ansiábamos tener un piso con uno, o con la televisión a colores. Los semáforos, los ascensores o las teles a todo color eran en los 60 lo que significa el AVE en 2021: si llega a tu pueblo, te sientes habitante de un país moderno y avanzado, si no llega, crees ser vecino de un lugar marginal y subdesarrollado.

Si hiciéramos una búsqueda por las portadas de las ediciones dominicales de los diarios regionales españoles desde hace 20 años, comprobaríamos que el AVE, su llegada o su demora, ha protagonizado esas primeras páginas más que ningún otro tema. No sé cómo se las arreglarán los jefes de portada y cierre para componer aperturas llamativas en los diarios de Valladolid, León, Cuenca, Albacete, Zaragoza o Valencia, donde ya tienen AVE y no despiertan tanto interés las noticias ferroviarias como en Vigo, Badajoz, Vitoria o Murcia donde lo esperan con angustia y emoción.

En Vilagarcía, también lo esperamos y su parada o no en nuestra estación y el número de enlaces directos diarios a Madrid es tema seguro de atracción y controversia. Pero llegará el AVE dentro de poco, por Navidad quizás, ha anunciado Pedro Sánchez, y nos quedaremos sin tema socorrido como nos quedamos sin tele a colores, sin ascensores domésticos ni semáforos callejeros para temas de portada cuando se generalizaron en la década de los 70.