Empresarios arousanos, en contra de cerrar Rosalía de Castro a los camiones

Maruxa Alfonso Laya
m. alfonso VILAGARCÍA / LA VOZ

VILAGARCÍA DE AROUSA

MARTINA MISER

Alertan de que supondría la pérdida de competitividad para muchas firmas

04 sep 2021 . Actualizado a las 21:00 h.

En noviembre del 2018, el Concello de Vilagarcía solicitó a la Xunta un informe técnico sobre la viabilidad y las repercusiones que tendría limitar el paso de vehículos pesados por la calle Rosalía de Castro. Ahora, Galicia Foro Empresarial, entidad que aglutina a las principales empresas de la comarca arousana, se ha mostrado contraria a la propuesta. Considera que prohibir el paso de camiones por ese vial supondría un injustificado y desproporcionado incremento de costes para muchas firmas de la comarca, incluido el pPuerto.

Los empresarios han decidido salir ahora a la palestra porque, un año más, se culpa al tráfico pesado de las retenciones que registra este vial. Explican que existe preocupación entre las firmas de O Salnés, Barbanza, Caldas y O Sar por las consecuencias que tendría para sus negocios suprimir el tráfico de camiones en ese vial. La medida «conllevaría una considerable pérdida de competitividad para las empresas que utilizan esa avenida para acceder a las instalaciones portuarias y limitaría la competitividad del propio Puerto», argumentan. Y es que obligar a desviar este tráfico supondría un aumento de los costes en el transporte. Empresas como Maderas Redondo o Thune Eureka, con sedes el Bamio, tendrían que recorre 18 kilómetros en un trayecto que ahora realizan en 8, «es decir, un 125 % más». Extrugasa, Exlabesa, Finsa Padrón o Nanta pasarían de hacer 20 kilómetros para llevar sus mercancías, a más de 30, «lo cual supone un incremento del 50 %».

Por otro lado, Galicia Foro Empresarial considera que la medida tendría también repercusiones para el puerto. «La competitividad y capacidad de atracción del Puerto para una empresa que opere desde el Barbanza, el norte de la provincia de Pontevedra o desde el sur de la de A Coruña se vería sustancialmente amenazada», afirma. Además del aumento en el gasto de combustible y del transporte en general que supondría cerrar al tráfico pesado Rosalía de Castro, los empresarios explican que la medida supondría también un aumento en la huella de carbono, con la contaminación que ello implicaría.