Uno de los canteros que trabajan en Irlanda por mediación de Amigos de Galicia: «Aquí ganas tres veces más»

Serxio González Souto
Serxio González VILAGARCÍA / LA VOZ

VILAGARCÍA DE AROUSA

Miguel Ángel Fernández es uno de los cuatro trabajadores que acudieron a Irlanda
Miguel Ángel Fernández es uno de los cuatro trabajadores que acudieron a Irlanda

Miguel Ángel Fernández encontró la oferta de empleo a través del perfil de la fundación en Facebook

23 jul 2021 . Actualizado a las 11:23 h.

A mediados de mayo, la agencia de colocación que Amigos de Galicia impulsa desde Vilagarcía de Arousa gestionaba una oferta de empleo surgida en Irlanda. Una empresa necesitaba cuatro especialistas en el trabajo de la piedra para su incorporación inmediata. Una veintena de personas presentaron sus credenciales, que el departamento de orientación laboral de la fundación cribó hasta dar con los perfiles que mejor se ajustaban a la propuesta. Un mes después, los operarios volaban a la isla esmeralda, y su aventura, a la vista de lo que relatan, difícilmente podría ir mejor.

Miguel Ángel Fernández es uno de esos cuatro canteros. No tiene empacho en reconocer que sus primeras semanas en Irlanda han sido tan positivas «que esto como un sueño, tan bueno que no parece real». La retribución económica tiene que ver con tan elevado grado de satisfacción: «Al principio empezamos con un salario normal, pero a los tres meses las condiciones cambian y casi ganas tres veces más de lo que ganaba antes en España». Pero no es el único factor que destaca nuestro hombre: «Desde la empresa nos facilitaron todo: el alojamiento, el transporte para ir y volver. De hecho, cuando nos reincorporemos de las vacaciones nos van a proporcionar un coche para que podamos hacer nosotros el trayecto al trabajo y también, movernos por la zona y conocerla un poco».

En cuanto al puesto en sí, el operario subraya que la maquinaria que emplea para el corte y pulido de la piedra es bastante mejor de la que acostumbraba a utilizar en España. Y se detiene en el carácter de sus contratadores: «Los propietarios de la empresa se preocupan mucho por que estemos contentos, e incluso cuando cogimos vacaciones me preguntaban ‘‘¿vas a volver, no?''». Miguel Ángel no tiene ninguna duda: «Claro que voy a volver». El único problema que dice encontrar tiene que ver con el idioma, aunque espera ir dominando el inglés poco a poco. El tiempo tampoco es para echar cohetes: «Pero como buen gallego, malo será que no me adapte».

Miguel Ángel relata que conoció las ofertas de trabajo a través del Facebook de Amigos de Galicia y que el proceso fue sencillo, gracias a un asesoramiento constante que incluso hoy se mantiene. La fundación explica que las empresas interesadas pueden anunciar sus ofertas, de forma gratuita, a través el enlace http://cutt.ly/DmsrXOM.