El Arousa aguarda conocer hoy si la Xunta autoriza aumentar el aforo de A Lomba para la final con el Somozas

Pablo Penedo Vázquez
pablo penedo VILAGARCÍA / LA VOZ

VILAGARCÍA DE AROUSA

Martina Miser

El conjunto vilagarciano disputará el partido por el ascenso a Segunda División R.F.E.F. el domingo a partir de las cinco de la tarde

15 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El domingo, a las 17 horas en el campo municipal de A Lomba. Arousa, Somozas, Real Federación Galega de Fútbol y TVG acordaron en la mañana de ayer el día y hora de la final de la que saldrá el tercer conjunto gallego que ascienda de la Tercera a la nueva Segunda División R.F.E.F.

El Somozas tendrá así una semana completa de recuperación tras su victoria dominical en el Anxo Carro sobre el Polvorín, 0-1 con gol de Nuno en el 88; y para preparar el partido a todo o nada frente a un Arousa plantado en la final soñada tras resistir con nueve un 0-0 ante el Estradense al término de la prórroga, en un duelo que bordeó la medianoche del sábado al domingo cuando el colegiado vigués Gabriel Quintairos decidió finalizar la contienda.

El Arousa volverá a contar en la final con el factor campo y la ventaja de saberse ascendido incluso empatando a la conclusión de una hipotética prórroga, gracias a su condición de mejor clasificado al término de la segunda fase del campeonato. Tercero con 53 puntos, por los 44 de un Somozas que acabó quinto y penúltimo en el grupo de seis equipos que pelearon en primer término por las dos plazas de ascenso directo a la Segunda División R.F.E.F.

Limitado el aforo en A Lomba durante la mayor parte de la temporada a 698 espectadores, incluida la semifinal del pasado sábado contra el Estradense, la directiva del Arousa solicitaba ayer al Concello de Vilagarcía la ampliación del número de aficionados en la gran final. Un tema este que se escapa a su competencia, en manos de la administración autonómica.

En este punto, desde la Fundación Deportiva del Concello se informó al club arlequinado de una reunión esta mañana en la Secretaría Xeral para o Deporte de la Xunta destinada a aclarar si es posible y en qué grado elevar el límite de espectadores en un recinto como el campo municipal de A Lomba, con capacidad para unas 5.000 personas en condiciones normales. Todo pasa por conocer si se mantiene o no la obligación del metro y medio de separación en todas las direcciones de los asistentes al partido, que deben permanecer siempre sentados. Porque si esto no cambia, 698 seguirá siendo el límite del aforo de la instalación vilagarciana.

Una vez aclarada esta cuestión, la intención del club es abrir de inmediato la venta de entradas para la gran final con el Somozas.

Pleno arlequinado esta temporada

El Arousa llegaba el sábado a su semifinal con dos precedentes favorables frente al Estradense, con victorias por 2-1 y 1-2 en la primera fase del campeonato liguero. Igualmente, el conjunto que dirige Rafa Sáez saldó con sendas victorias sus dos precedentes con su adversario en la final, el Somozas, en la presente temporada. En este caso, en la segunda fase, la de los seis equipos que pelearon por los dos puestos de ascenso directo. En la primera vuelta, el 18 de abril, con 0-1 en As Somozas (Pedro Beda, minuto 40). Y el 23 de mayo, con un 3 (Kilian, minuto 41, y Mon, 47 y 84) a 1 (Bellas, 51) en A Lomba.

Alberto Mariano entiende la tensión de la semifinal pero discrepa de la crítica rival al arbitraje

Pablo Penedo

«Píllasme nun día duro», nos dice al final de los diez minutos de charla telefónica Alberto Mariano cuando todavía no habían transcurrido siquiera 24 horas de la dolorosa eliminación de su CD Estradense en las semifinales de la fase de ascenso a la Segunda División R.F.E.F. Dolorosa por ver a su equipo incapaz de marcar pese a jugar en superioridad numérica desde el minuto 69 y con dos hombres más sobre el campo en la última mitad de una prórroga interminable que arrancaba con el portero arousista, Álex Cobo, desviando el disparo de penalti de Brais Calvo. Tocado todavía, el técnico del C.D. Estradense atendía la llamada con su gran saber estar, del que hizo gala durante todo el encuentro, templando ánimos calentados incluso en los momentos más tensos.

Seguir leyendo