Las bolsas de aparcamiento gratuito compensarán las 140 plazas que requiere la ciclovía de Vilagarcía

Serxio González Souto
s. gonzález VILAGARCÍA / LA VOZ

VILAGARCÍA DE AROUSA

Martina Miser

Ravella defiende el proyecto como parte de la transición de la capital arousana hacia una imprescindible movilidad sostenible

16 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La ciclovía, cuyo primer tramo comienza a construirse en la avenida Rodrigo de Mendoza, no es un simple carril bici. Tampoco un capricho ni un devaneo estético. Es una pieza fundamental del vuelco que el Concello de Vilagarcía busca imprimir a la movilidad de la capital arousana, de acuerdo con las exigencias de sostenibilidad que establece la Unión Europea y las directrices de reducción de emisiones contaminantes que marca la recién aprobada Ley de Cambio Climático. «A pirámide de mobilidade, que antes primaba os vehículos a motor, estase a inverter, e agora na súa base sitúanse os peóns e, en segundo lugar, a bicicleta. Cremos que é unha forma idónea de moverse por Vilagarcía, pensando nas xeracións do futuro e contribuíndo á nosa saúde e á do planeta, que esixen a colaboración de todos», subrayó ayer la concejala de Urbanismo Paola María en una encendida defensa de un proyecto que una parte de la oposición y la asociación Fonte da Coca han colocado en el punto de mira de sus críticas.

Este primer trazado de 2,2 kilómetros tendrá su continuidad en sucesivas fases hasta redondear una red de trece kilómetros que convertirá la bicicleta en un medio de transporte seguro. «Non ten sentido pedir estacións de Vaibike se logo non podemos garantir a seguridade na utilización de bicicletas», añadió el alcalde, el socialista Alberto Varela. «Non se trata de que non usemos o coche, pero para facelo convivir levamos traballando seis anos na creación de bolsas de aparcamento e na potenciación do transporte colectivo», subraya el regidor, quien recuerda que el diseño de las ciclovías está en el debate público de Vilagarcía desde hace cuatro años. Quien quiera profundizar en él, puntualizó Paola María, «non ten máis que pedir unha cita».

El recorrido exige retirar unas 140 plazas de aparcamiento en la calle. Ninguna en la cabecera de la avenida, más que diez para la creación de un área peatonal en A Florida, y ocho en torno a los pasos de peatones para mejorar la seguridad, además de catorce en Ramón Cabanillas y las del segundo tramo que discurrirá pegado al río. La mitad, setenta, corresponden al área de las palmeras donde la vía se bifurca hacia la Marina Española y Doutor Tourón. Teniendo en cuenta que a menos de quinientos metros hay doscientas plazas gratuitas en la parte posterior de Fexdega, normalmente vacías, y 350 en la Finca do Ouro, razonó el alcalde, la compensación está clara.

Podemos pide una mesa vecinal

Marea da Vila, la marca de Unidas Podemos en la ciudad, se sumó ayer al debate y reclama la creación de una mesa en la que los vecinos tengan voz, en lugar de «falta de diálogo». La formación que lidera María de la O Fernández recuerda el caso de las peatonalizaciones en el barrio de O Piñeiriño y argumenta que la iniciativa, centrada en el modelo de movilidad, debería partir del propio Concello de Vilagarcía.