Vecinos de Manuel Antonio alertan de que el orín canino corroe las farolas

Que la farola se desplomase, aseguran, tuvo más que ver con el efecto corrosivo del orín que con el golpe en sí


vilagarcía / la voz

La caída de uno de los semáforos de San Roque levantó la semana pasada señales de alarma en Vilagarcía y puso en marcha una revisión a fondo sobre el estado de este tipo de señalizaciones. Sin embargo, los semáforos no son los únicos elementos urbanos que corren el riesgo de venirse abajo. Tal y como señalan vecinos de la calle Manuel Antonio, en las inmediaciones del centro comercial, varias farolas muestran preocupantes signos de corrosión en su base. Un deterioro que atribuyen «a años de acumulación de orines de perros».

Los vecinos que alertan de esta situación recuerdan que hace unos dos meses un camión de reparto tumbó una de estas luminarias en su calle. Pero que la farola se desplomase, aseguran, tuvo más que ver con el efecto corrosivo del orín que con el golpe en sí. «Una patrulla de la Policía Local y otra del 112 se desplazaron para retirar la farola y levantar acta de dos coches dañados por el impacto», indican los habitantes de Manuel Antonio, que ya entonces advirtieron a los operarios de la degradación que padecían varias de aquellas piezas. Transcurrido el tiempo, lamentan, «simplemente se ha reemplazado la farola dañada, dejando el reto a su futura suerte». Por ello, insisten en llamar la atención sobre un problema «que no tardará en repetirse, dejando a azar que sea el que decida si la próxima vez se cobra una vida de un desafortunado».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Vecinos de Manuel Antonio alertan de que el orín canino corroe las farolas