Un hotel escalonado y un muelle lúdico como esbozos para O Ramal

Serxio González Souto
serxio gonzález VILAGARCÍA / LA VOZ

VILAGARCÍA DE AROUSA

Martina Miser

El deshielo Concello-Puerto reabre el debate sobre el futuro de un enclave estratégico

20 feb 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Como mínimo, el proceso se remonta al acuerdo que el socialista Javier Gago y el popular Manuel Bouzas firmaron a comienzos de siglo. Pero su origen puede retrotraerse fácilmente aun más, al menos hasta 1996, cuando el predecesor de Bouzas, José Luis Rivera Mallo, puso en marcha el célebre relleno de Granorsa, base para el posterior desarrollo de Ferrazo. El caso es que Vilagarcía lleva del orden de 25 años esperando que se desarrolle definitivamente aquel pacto para la concentración de la actividad portuaria hacia el sur y su último apéndice: la liberación del muelle de O Ramal, acompañada de la construcción de un hotel. Paralizado durante largo tiempo, la buena voluntad expresada esta semana por el alcalde, Alberto Varela, y el presidente de la Autoridad Portuaria, José Manuel Cores Tourís, hace albergar razonables esperanzas sobre la culminación de este azaroso proyecto. Y, con él, de la definición de un enclave estratégico como pocos para la capital arousana.

Que ambas instituciones hayan acordado la constitución de una comisión mixta para el análisis de las principales diferencias urbanísticas que las han enfrentado quiere decir que en unos dos meses -según los cálculos del alcalde- se pueden haber diseñado las líneas técnicas para solucionar esta serie de problemas. A partir de ahí, será necesaria su tramitación y dos pasos por parte de cada uno: la cesión de la vieja Comandancia Naval para la construcción del nuevo centro de salud, desde el Puerto, y el reconocimiento de los últimos rellenos en Ferrazo y el muelle Comercial a través de una modificación puntual del PXOM, desde Ravella. Así que se puede ser optimista sobre sus conclusión, pero el camino todavía es largo.

Dejando esto claro, no son muchas las cosas que se han dicho de manera más o menos oficial sobre la forma que puede adoptar la transición entre el puerto deportivo y la playa de A Concha. Pero algún material sí hay para ir pensando en un esbozo.