Chano, el caminante de memoria prodigiosa

Se brindaba a la conversación a poco que intuyese en su contertulio un ánimo dispuesto a detenerse un momento y charlar de cualquier cosa


vilagarcía / la voz

A riesgo de convertirse en un vano conjunto de edificaciones condenado a la decadencia y la ruina, una ciudad vale tanto como las gentes que la habitan. Empleado en demasiadas ocasiones como herramienta despectiva, el término personaje señala, muy al contrario, a quienes, por alguna cualidad determinada, sobresalen entre su comunidad. Bienvenidos sean los personajes, que insuflan vida y personalidad -es lo suyo, al fin y al cabo- a los lugares que los acogen.

Hace no mucho tiempo, si algo seguro podía esperar quien pasease por Vilagarcía era encontrar a Chano Buhigas en alguno de sus rincones. Caminante infatigable del callejero que lo vio nacer hace 77 años, Chano se brindaba a la conversación a poco que intuyese en su contertulio un ánimo dispuesto a detenerse un momento y charlar de cualquier cosa. Por supuesto, del tiempo, temática infalible y muy británica, pero también de algunas de las muchas historias que era capaz de recordar. La memoria de Chano era un prodigio. No importaba que solo se hubiese parado una vez con algún visitante; si aquel hombre o aquella mujer habían despertado su curiosidad alternativa, y tal vez rascado el bolsillo en busca de un par de monedas que prestarle para sus cosas a fondo perdido, los saludaría por su nombre en la siguiente ocasión en la que se cruzasen, aunque hubiesen transcurrido un par de años. Ni la cartelera del cine ni las noticias se resistían a su riguroso recitado.

Descendiente de una saga de empresarios de la salazón que dio alcaldes a Carril y un almirante a la Armada, nuestro hombre llevó una vida ajena a las preocupaciones. Querido por todos, sus apariciones se habían ido espaciando hasta desvanecerse, para pasar, a partir de ahora, a ocupar su lugar entre los mismos recuerdos colectivos que él tanto frecuentó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Chano, el caminante de memoria prodigiosa