Administración electrónica, un laberinto de callejones sin salida

Rosa Estévez
rosa estévez VILAGARCÍA / LA VOZ

VILAGARCÍA DE AROUSA

MONICA IRAGO

Las asesorías atienden a una riada de personas desesperadas que ni saben qué es un certificado digital, ni la llave 365, ni cómo conseguir unos documentos que el covid ha vuelto imprescindibles

08 feb 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Se quejaba Larra, en el siglo XIX, de aquel «vuelva usted mañana» que durante tantos años se iba a usar para criticar la lentitud de la burocracia, la pesadez de los trámites administrativos que obligaban a andar de ventanilla en ventanilla. Luego, ya en el siglo XXI, las nuevas tecnologías entraron en acción y las administraciones decidieron crear sus sedes electrónicas, que fueron arrancando poco a poco: mucho smartphone, mucha red social, pero seguimos siendo una sociedad analógica. Quienes tienen una empresa o negocio ya saben de qué va esto: llevan unos años de ventaja en eso de presentar papeles por Internet. Pero los particulares que no tienen una actividad económica que así se lo exigiese, podían seguir viviendo sin pensar en renovar sus certificados electrónicos, sin tramitar su «chave 365», sin prestar demasiada atención al papel codificado que le entregan cuando renueva su DNI. Pero entonces, llegó el covid-19. La Administración cerró sus puertas, dejando en muchos casos un único resquicio a través de Internet. Y aquel sistema lento de Larra, que conminaba a volver al día siguiente, transmutó de repente en una burocracia de «hágalo usted mismo». Aunque para ello será preciso recorrer un laberinto de Software, navegadores, ventanas y documentos virtuales.

Las asesorías lo saben bien. «Un particular que en estos momentos tenga que acercarse a la Administración a tramitar cualquier cosa tiene un problema», dicen desde uno de los despachos que prestan servicio en Vilagarcía. «Recibimos muchísimas llamadas de particulares que nos piden ayuda para tramitar todo tipo de cuestiones, pero no las estamos aceptando: tenemos un volumen de trabajo disparatado, no podemos asumir más responsabilidades sin correr el riesgo de cometer errores», dicen en otra asesoría.

De prestaciones a formación

«En general, cualquier persona que tenga que pedir una prestación de cualquier tipo, va mal. La Administración se ha encerrado, es imposible conseguir citas presenciales, y la gente ni tiene los certificados digitales, ni idea de cómo conseguirlos. Así que, seguramente, haya mucha gente que se quede sin prestaciones a las que tiene derecho», aseguran desde algunas asesorías. «Nos llegan personas desesperadas, porque ahora la práctica totalidad de las comunicaciones con la Administración son digitales. Por prestaciones, para pedir subvenciones... Para todo. La pandemia ha generado una situación tremenda. La Administración cerró, se blindó, y la gente se ha quedado sin saber qué hacer». «Muchas veces, incluso nosotros que trabajamos en esto, nos sentimos perdidos. Porque hay mil obstáculos. Para cada cosa tienes que entrar hasta con un navegador diferente, y eso provoca que en ocasiones estés tramitando algo y en la mitad del proceso te de un error que no sabes de dónde sale... Y es de que estás en el navegador que no es». La consultora Kaeme, que ofreció cursos de capacitación digital para el Concello de Vilagarcía, también ha percibido este problema. «Gente que ha hecho cursos de formación con nosotros nos acaba llamando para pedirnos ayuda porque es todo muy complicado. Debería buscarse una forma de armonizar los distintos sistemas para que no fuese necesario dar tantas vueltas», explican desde este centro. Y es que si los trámites digitales son un quebradero de cabeza para muchos, para una parte importante de la población son problemas que parecen llegados de otro mundo.

El certificado digital

  • El Certificado Digital de Persona Física puede ser solicitado por cualquier ciudadano mayor de edad o emancipado que disponga de un NIE o DNI válido para acreditar su identidad de manera segura en Internet. Existen dos tipos de certificados: los que van incluidos en el chip del DNI —que es necesario activar; por lo demás, hay que disponer en el equipo que se use de un lector de DNI, pieza que se pueden adquirir en el mercado a partir de 8 euros—, o los que emite la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, a través de cuya sede electrónica se puede tramitar.

Chave 365

  • Chave365 es el sistema que permite a los ciudadanos identificarse y firmar documentos en la sede electrónica de la Xunta de Galicia, sin necesidad de usar certificados digitales ni DNI electrónico. Se puede solicitar a través de la página web de la Xunta de Galicia —en ese caso es preciso un certificado digital previo—, o bien de manera presencial en oficinas de la Administración autonómica.