Vilagarcía es el segundo puerto gallego que mejor resiste la erosión de tráficos del covid

Los muelles consiguieron mantener el volumen de mercancías del 2020 por encima de la barrera de las 1.200.000 toneladas


vilagarcía / la voz

Visto lo visto, el dato resulta francamente positivo. Cuando al poco de declararse el estado de alarma, en marzo del 2020, el tren preñado de contenedores que cada semana recorría las vías portuarias de Vilagarcía fue suspendido, quien más, quien menos, sospechó que aquel solo era el primer paso de una caída estrepitosa del movimiento en los muelles, precipitada por la pandemia del coronavirus. Diez meses más tarde, la situación está lejos de pintar tan mal como entonces se intuía. El de Vilagarcía es, de hecho, el segundo puerto de interés general gallego que menos sufrió la erosión de sus tráficos a lo largo del convulso año pasado. El descenso se limita a un 8,4 % con respecto al ejercicio anterior.

De acuerdo con el balance anual que Puertos del Estado acaba de hacer público, plazas como A Coruña, Ferrol y Marín experimentan retrocesos que oscilan entre un 22 y un 10 %. Solo Vigo ofrece un mejor comportamiento que la capital arousana, e incluso consigue incrementar su volumen interanual de mercancías en un 2,45 %.

Abordando los registros concretos, Vilagarcía sumó 1.209.763 toneladas, 111.000 menos que en el 2019. Ese descenso del 8,4 % sitúa a la Autoridad Portuaria ligeramente por debajo de la caída media del sistema portuario español, cifrada en un 8,65 %. De los 28 puertos de interés general que conforman la red estatal, el balance de la capital arousana bajo los efectos de la pandemia es el undécimo mejor.

graneles líquidos

El mejor comportamiento. Entre los tres grandes capítulos de mercancías en los que se distribuye el movimiento portuario, la mejor evolución del ejercicio pasado corresponde, sin duda, a los graneles líquidos. De capa caída hace años, lastrados por el aletargamiento del parque de hidrocarburos de Ferrazo, esta categoría reverdece hasta el punto de sumar 233.459 toneladas y experimentar un crecimiento interanual del 27,89 %.

Esta trayectoria positiva permite a los graneles líquidos incrementar su importancia relativa dentro de los tráficos del puerto, ya que mientras en el 2019 aportaron el 13 % del movimiento general en los muelles, su peso en el 2020 se elevó al 19 %.

graneles sólidos

La caída de un clásico. En el polo opuesto se coloca una categoría de tradicional fortaleza en la capital arousana: los graneles sólidos, que el año pasado sufrieron un descalabro porcentual del 34,53 % con respecto al ejercicio anterior, pasando de 479.972 a 314.249 toneladas. A la inversa de lo que sucede con los graneles líquidos, su peso relativo desciende en los registros de Vilagarcía desde un 36 % a un 25 % del trafico total.

Mercancía general

Ligero retroceso de los contenedores. La mercancía general mantiene, e incluso refuerza, su papel predominante en los muelles de Vilagarcía, a los que el año pasado aportó más de la mitad de su movimiento. 656.781 toneladas, el 54 % del tráfico global. La cifra está muy ligeramente por encima de las 652.903 toneladas del 2019, pero en ella se aprecia un descenso leve de uno de los puntales contemporáneos de la plaza arousana. Los contenedores suman 312.285 toneladas, un volumen que iguala el de los graneles sólidos en su conjunto, lo que entraña una disminución del 8,41 % frente al ejercicio anterior. Un porcentaje que, curiosamente, coincide con el retroceso que el balance interanual refleja en el conjunto de las mercancías.

Aunque contenida, la erosión de la actividad se traduce en la presencia de cuarenta buques menos en los muelles, 315 frente a 355, que a lo largo del 2019. Si aquel año fue malo por lo que respecta al tráfico de cruceros, con apenas tres barcos y 890 pasajeros, el 2020 remató esta caída: no hubo una sola visita.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Vilagarcía es el segundo puerto gallego que mejor resiste la erosión de tráficos del covid