Una mujer con unas tijeras siembra el temor entre el comercio vilagarciano

Los dependientes se declaran angustiados ante la proliferación de robos


vilagarcía / la voz

«Es que ya no sabemos qué hacer». Desde los comercios de Vilagarcía se alza estos días un lamento cargado de indignación y hartazgo. En cualquier calle, desde las más alejadas hasta la mismísima Rey Daviña, las dependientas están cansadas de «tener que trabajar todos los días con miedo». Cierto es que no es una sensación nueva: las oleadas de robos han curtido a responsables y trabajadores de las tiendas, que se han visto obligados a desarrollar ese sexto sentido que es la alarma. Pero desde hace un mes, la situación se ha vuelto crítica. Fue entonces cuando una mujer, que suele llevar unas tijeras para cortar las alarmas de las etiquetas, comenzó a hacer su aparición, un día sí y otro también, en los comercios de la capital arousana. Una de sus primeras hazañas fue el robo de un bolso: tras llevárselo de una tienda, entró en varios locales para pedir que le quitasen la alarma. Hasta llegó a coger las tijeras de una dependienta para cortar el chivato, aunque no le dejaron completar la faena.

Gracias por leer La Voz de Galicia

NO TE QUEDES SOLO
CON LOS TITULARES
WEB+APP SIN LÍMITES
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
4,95 € /mes
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
VERSIÓN PDF
Accede a todas las noticias de la web y la app, lee en PDF el periódico diario y las revistas YES, Mujer Hoy y XL Semanal, y consulta la hemeroteca
9,95 € /mes
Suscríbete
Sin compromiso de permanencia

Una mujer con unas tijeras siembra el temor entre el comercio vilagarciano