La caída del mercado a raíz del covid amenaza la estabilidad del empleo en Carsa

La firma no renovará sus sesenta contratos eventuales y podría tocar los indefinidos


vilagarcía / la voz

Con más de doscientos puestos de trabajo en activo, Castro Carrocera S. A. (Carsa) constituye el principal bastión del empleo industrial en Vilagarcía. Por ello, cualquier novedad que rodee la actividad de la planta de Bamio gana, inmediatamente, una notable repercusión social en la capital arousana. Ayer, la plantilla celebró una asamblea en la que sus representantes sindicales, englobados en torno a las centrales CIG y Comisiones Obreras, comunicaron el horizonte próximo que anuncian los responsables del grupo Castrosúa, al que pertenece la factoría arousana. Dicha perspectiva a corto plazo aparece marcada por la omnipresente amenaza del coronavirus, que ha provocado una notable caída en el mercado de la construcción de vehículos de transporte de pasajeros y su carrozado. Fuentes de la empresa explican que, por el momento, la compañía no se encuentra en situación de renovar los sesenta contratos eventuales que apoyan la labor de una plantel indefinido compuesto por unos 135 puestos en las líneas de fabricación y alrededor de treinta entre dirección, oficinas y logística.

Para leer más, suscríbete

NO TE QUEDES SOLO
CON LOS TITULARES
WEB+APP SIN LÍMITES
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
4,95 € /mes
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
VERSIÓN PDF
Lee en PDF el periódico diario y las revistas YES, Mujer Hoy y XL Semanal, y accede a la hemeroteca de La Voz desde 1882
9,95 € /mes
Suscríbete
Sin compromiso de permanencia

La caída del mercado a raíz del covid amenaza la estabilidad del empleo en Carsa