«Notar otra vez la brisa contra la piel es liberador; todo un placer»

Los arousanos regresan a las playas sin incidencias en una semana de intenso calor


VILAGARCÍa / la voz

Tras un fin de semana un tanto convulso, especialmente en A Illa, donde cayeron 39 sanciones, la reapertura con todas las de la ley de las playas de la orilla sur de la ría transcurrió, ayer, con gente pero sin graves problemas. Los primeros bañistas madrugaron para aprovechar la marea, que alcanzó su nivel mínimo hacia las doce. «El agua está buenísima», reconocía John en ese lugar indefinido que marca la transición entre A Concha y A Compostela, en Vilagarcía. A nuestro hombre le pesaban los días sin poder tomar el sol. «He venido a hacer deporte, pero solo ahora podemos tumbarnos en la arena tranquilamente y aprovechar este día tan bueno». Con el paso de los minutos, la temperatura va apretando. A la una de la tarde roza los treinta grados. Una veintena de personas se dan aire de toalla mientras un pequeñajo chapotea en el mar.

Manuel es profesor. Acaba de dar clase virtual a sus alumnos, con examen incluido. Decidió dejarse caer por el arenal con la intención de pasear, antes de preparar la comida en casa, pero el tiempo veraniego lo ha animado a quitarse la camiseta y enfundar el bañador. «La verdad -confiesa- es que es todo un placer sentir por fin esta brisa contra la piel, tiene algo de liberador». Vive con su familia en la capital arousana, y a la hora de pasar el día en la playa acostumbra a elegir As Sinas. «Pero ahora aquí se está muy bien», afirma, satisfecho. Haber, había ganas. Durante el fin de semana, la Policía Local de Vilagarcía avisó a algún bañista que se dejaba querer por el sol. «Pero al decirles que todavía no estaba permitido, se levantaron y se fueron». Ahora que ya no existe esa limitación, las cosas discurren con mayor placidez. Tampoco en Vilanova ni en O Grove apreciaban los agentes comportamientos dignos de su intervención. «Hai xente na praia, pero se está comportando ben e se amosa bastante colaboradora», indican desde A Illa. Si el calor sigue apretando, la prueba del algodón llegará el sábado. Entretanto, en Arousa impera la calma.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Notar otra vez la brisa contra la piel es liberador; todo un placer»