Los servicios sociales aliviaron el confinamiento a más de un millar de familias en Vilagarcía

Ravella considera que los números demuestran la necesidad de las medidas desarrolladas


Vilagarcía / La Voz

El Concello de Vilagarcía ha decidido iniciar la desescalada de los servicios sociales extraordinarios que se pusieron en marcha a raíz de la irrupción del covid-19 en nuestras vidas. El gobierno local ha hecho balance del ingente trabajo realizado por ese departamento en los últimos dos meses, a fin de «dar cobertura ás persoas e colectivos máis vulnerables durante a crise sanitaria». Los números indicanque «a través do servizo de Atención Psicosocial de Urxencia posto en marcha o 16 de marzo, ao día seguinte do inicio do Estado de Alarma, e que funcionou a través dun teléfono de atención continuada as 24 horas do día ata o 16 de maio, cubríronse as necesidades urxentes de 1.198 familias». De ese total, cerca de un 30 % (352 casos) se corresponden con personas que nunca antes habían tenido que recurrir a los servicios sociales. La memoria elaborada por el Concello apunta a que 916 usuarios «recorreron ao servizo municipal por iniciativa propia, mentres que 282 o fixeron como consecuencia da atención de oficio do propio departamento». 

  • ERTES y economía sumergida. Según informa Ravella, el 30 % de las demandas recibidas estaban relacionadas con la adquisicón de necesidades básicas de alimentación e higiene, llegadas desde familias sin recursos debido bien a la falta de trabajo (familias en procesos de ERTE), bien a un «un elevado número de persoas que realizaban traballos da economía somerxida, en limpeza doméstica ou mercados que se paralizou durante o confinamento». Con el paso del tiempo, a las necesidades urgentes de alimento e higiene se sumaron otras preocupaciones, como el pago de alquileres «xa que manifestaban que moitas entidades bancarias non estaban a dar respostas aos microcréditos anunciados polo Goberno central e que non chegaba a resposta da comunidade autónoma ás axudas de aluguer. Pola súa banda, as axudas de aluguer do Concello se están tramitando de forma ordinaria».
  • Atención a la dependencia. En este tiempo se han registrado 33 nuevas altas en el servicio de Axuda no Fogar. De ellas, siete fueron altas ordinarias y 26 de urgencia «debido á falta de apoios familiares no coidado de persoas maiores e dependentes e polo peche dos centros de día como consecuencia do confinamento. Neste último grupo 21 altas foron de carácter extraordinario e 5 de incremento de horas a persoas xa usuarias».
  • Personas sin hogar. Durante el estado de alarma, se ha creado en Fexdega un albergue que acoge a 26 personas sin hogar. «A atención prestada a este colectivo non se limitou a darlles aloxamento e alimento durante a súa estancia, senón que dende os servizos Sociais do Concello tamén se están realizando os trámites necesarios para que dispoñan duns ingresos básicos que lles permitas subsistir con menos dificultades a través da obtención dunha Renda de Integración Social»
  • Actuaciones de proximidad. Según indica Ravella, a través de la red de voluntariado creada en  colaboracióncon Arousa Moza y O Soño de Lilith, se realizaron «539 accións de proximidade relativas á entrega domiciliaria da compra de alimentos (125) e de farmacia (319), así como a colaboración con persoas dependentes ou de especial risco na retirada do lixo (57) e outras labores (12). Tamén a través do voluntariado de realizaron 319 entregas de materiais educativos e deberes para o alumnado».
  • Violencia machista. «Tamén se atendeu a 5 mulleres en situación de violencia de xénero que carecían de historia previa neste departamento, e se asistiu a unha muller para mellorar a dinámica relacional cos fillos/as durante o confinamento». A mayores, se hizo seguimiento de las 189 mujeres usuarias del CIM y se realizaron 320 atenciones.

  •  Acompañamiento. El servicio de acompañamiento telefónico permitió realizar, gracias a trece voluntarias, un total de 1.363 atenciones. Se prestó ese servicio a 37 personas mayores y se dio atención psicológica a diez mujeresy asesoramiento jurídico a otras cuatro.
  • «Valiosa experiencia de aprendizaxe». Con el inicio de la desescalada y la flexibilización del estado de alarma, el Concello ha puesto en marcha el plan de desactivación progresiva de los servicios extraordinarios, «que se irán asumindo dende as canles ordinarias do departamento». Aún así, la sombra del coronavirus será alargada y Servizos Sociais considera que deberá reorganizarse para «adaptarse as novas demandas que están xurdindo e que se manterán no tempo. Tamén se prevé o reforzo dos recursos materiais e humanos para poder atender e tramitar coa axilidade precisa o incremento das solicitudes de axudas sociais que se aveciña». «A posta en marcha do servizo de atención psicosocial de urxencia proporcionou unha experiencia da que aprender e sacar conclusións para a súa aplicación no funcionamento dos Servizos Sociais municipais de cara ao futuro», explica Ravella. Y ha sentado las bases de una «rede de traballo coordinado entre distintos servizos municipais (Servizos Sociais, CIM, SPAD, Policía Local, Emerxencias, traballadores municipais e voluntarios) que repercutiu moi positivamente na comunidade». 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los servicios sociales aliviaron el confinamiento a más de un millar de familias en Vilagarcía