Piden 22 años para un individuo por vejar, someter y violar a su pareja desde que era adolescente

La víctima se decidió a denunciarlo después de que él la sacase a golpes de un pub de Vilagarcía. El acusado celebró la mayoría de edad de su novia propinándole un puñetazo en un ojo


vilagarcía / la voz

El 11 de septiembre del 2018, una chica de apenas 18 años se decidía a acudir al Juzgado de Instrucción y Primera Instancia número 1 de Vilagarcía. Dos días antes, su pareja le había propinado una patada en las nalgas cuando ella se agachaba para recoger una pajita del suelo en el pub de la capital arousana en el que ambos tomaban algo de madrugada. «Te agachas como una puta» fue su única explicación. A continuación, la llevó a golpes hasta su domicilio, donde la paliza concluyó con una felación a la fuerza. Después, el sujeto la agarró para evitar que escapase mientras se echaba a dormir. Al despertar, revisó su móvil. Cada vez que reparaba en una conversación con algún amigo en WhatsApp o Instagram la agarraba por el cuello y volvía a agredirla. Con el cuerpo lleno de hematomas y arañazos, ella denunció unos hechos con los que culminaban cuatro años de violencia, vejaciones y ataques sexuales que se iniciaron cuando solo tenía catorce.

La Fiscalía de Pontevedra da por bueno el relato de la víctima sobre una relación infernal, cuyos pormenores cuesta creer en una pareja tan joven. Al menos, por lo que respecta a la muchacha, ya que la edad del presunto agresor no ha trascendido. Más allá de lo que hubiese ocurrido antes, porque, según la mujer, la violencia de su teórico novio fue incrementándose con el paso de los años, el ministerio público cimenta su acusación en tres ataques que se sucedieron entre el 11 de febrero y el 9 de septiembre del 2018. Uno de ellos, el 25 de marzo, el mismo día en el que ella cumplía la mayoría de edad.

El individuo será juzgado el jueves que viene en la sección cuarta de la Audiencia Provincial de Pontevedra por un caso que procede del juzgado número 3 de Vilagarcía, que finalmente se hizo cargo de las diligencias. Desde el primer momento, el tipo fue sometido a prisión provisional sin fianza y a la prohibición de acercarse a menos de 200 metros de su víctima y mantener cualquier tipo de comunicación con ella. La Fiscalía solicita para él un total de 22 años de cárcel por un delito de maltrato habitual contra la mujer, un delito continuado de agresiones sexuales con penetración, tres delitos de lesiones contra la mujer y dos delitos por coacciones graves.

El primero de los episodios por los que el sujeto se sentará en el banquillo ocurrió el 11 de febrero del 2018, cuando la chica todavía era menor de edad. Era de noche y ambos festejaban los Carnavales junto a un grupo de amigos en el mismo pub en el que siete meses después se inició la última agresión. La obligó a irse con él a su casa. Por el camino la fue golpeando. Su agresividad terminó de dispararse en el dormitorio, al negarse ella a mantener relaciones sexuales. La acabó penetrando y, al terminar, le dio una fuerte patada en las ingles. Como ella no fue al médico, no existe constancia del alcance de sus lesiones. El 25 de marzo, la víctima cumplía 18 años. Discutieron, de nuevo por su negativa a acostarse con él, y su pareja le propinó un puñetazo en un ojo. Tampoco acudió a recibir atención sanitaria a ningún centro.

La Fiscalía considera probado que los constantes actos de violencia física y psíquica, los insultos, las amenazas, los amagos de difundir fotos y vídeos de contenido sexual y el control vejatorio y exhaustivo crearon en la víctima un estado de terror y sometimiento, y una enfermiza dependencia afectiva que hacían que acabase volviendo con él.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Piden 22 años para un individuo por vejar, someter y violar a su pareja desde que era adolescente