Cuatro meses y medio de retraso en las obras «por la lluvia»

Ravella firma que la concesionaria achaca al mal tiempo que todavía no hayan finalizado los trabajos en los parques


vilagarcía / la voz

Fue a principios del mes de octubre, y es verdad que en unos días especialmente calurosos, cuando comenzaron los trabajos de reforma de los parques infantiles de Dona Concha, en Vilaxoán, y el del barrio de O Piñeiriño. Unos trabajos que fueron adjudicados en el mes de julio del año pasado por un importe de 51.763 euros y que tenían un plazo de ejecución de seis semanas. Hasta ahí, sin mayor novedad. El problema es que cuando ya han pasado seis meses desde aquellas tareas del mes de octubre, los trabajos todavía no han finalizado. Es decir, el retraso acumulado supera ya de largo los cuatro meses.

Desde el Concello de Vilagarcía se apunta que la empresa concesionaria achaca a la lluvia el retraso que se ha producido en los trabajos. Unos trabajos que arrancaron con el desmontaje de los juegos, según relatan fuentes municipales, que se llevaron a talleres para que sus piezas fueran reparadas, se cambiaran las que no valieran y para lijar, tratar y pintar la madera. Esas piezas, muchos meses después, todavía no han regresado a su lugar de origen. De hecho, alguna de las que quizás estaban bien en su momento ahora merecerían un repaso porque han comenzado a ser víctimas del óxido.

Tras la retirada de los columpios que presentaban un peor estado comenzó la instalación del suelo de caucho. «Para hacer estas labores es necesario que la superficie esté muy seca. No vale solamente con que no esté lloviendo; se necesitan varios días secos y con temperatura adecuada para que seque bien y no quede ni resto de humedad, porque de lo contrario, el caucho no se adhiere, se levantaría a las primeras de cambio», explican desde el Concello.

Y claro, como una labor que debería realizarse con cierta seguridad de que el buen tiempo debe acompañar se acometió en pleno invierno, pues empezó a acumularse el retraso. «Cuando se comenzó con la instalación del caucho se puso a llover y los días que no llovió tampoco fueron suficientes para que secase bien la superficie», explican fuentes municipales.

Así que en esas estamos. En O Piñeiriño parece que todo el caucho está ya colocado, aunque afirma Ravella que la empresa asegura que faltan algunos remates. En Dona Concha sí que se ve a simple vista que todavía falta un tramo sin completar.

Entre tanto, y pese a que ambos espacios están en teoría todavía en obras, los parques están prácticamente abiertos al público porque sus cierres o han desaparecido o son directamente muy deficientes. Allí hay elementos peligrosos donde estaban los columpios sin ningún tipo de protección. Al aire libre lleva también muchos meses el caucho que se iba utilizar y ahora también bidones vacíos y palés de madera acumulados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Cuatro meses y medio de retraso en las obras «por la lluvia»