Los bancos de colores que desconciertan en la calle Cervantes

La audaz y colorida propuesta de Ravella para el mobiliario de esta vía de Carril no convence a los vecinos


vilagarcía / la voz

Un soporte de hierro forjado y asientos y respaldos de colorido plástico. Esa es el audaz diseño del mobiliario urbano que Ravella acaba de instalar en la calle Cervantes, en Carril. La vía acaba de ser reformada, gracias a un proyecto de humanización que se ha hecho eterno para los vecinos, y eso que no ha sobrepasado demasiado los plazos de ejecución fijados en su día. Desde hace unas semanas, los trabajos se centran en los retoques finales, en la colocación esmerada de los últimos detalles. Con la instalación del mobiliario urbano, los vecinos se han llevado una sorpresa mayúscula: los bancos que se han distribuido en el tramo inicial de la calle no han dejado indiferente a nadie. Hay a quienes le gusta la propuesta, pero parece ser mayoritaria la postura de quienes no dan crédito a la opción elegida por Ravella. ¿Unos bancos de plástico y de colores para una calle con historia? No solo los bancos serán coloridos: también las papeleras tendrán tonos distintos. Y aunque el refrán afirma que en la variedad está el gusto, en el caso de la calle Cervantes parece que no se va a cumplir el dicho.

La reforma de la calle, en todo caso, está a punto de ser rematada. La zona de césped situada en el tramo inicial, junto a la rotonda de Rosalía de Castro, ya está dispuesta, y a lo largo de la vía se han plantado varios árboles que deberán aportar frescura al entorno. Claro que todo ello, sospechan los vecinos, reducirá el número de plazas de estacionamiento en esa zona, otro motivo de disgusto para quienes en ella viven o la frecuentan. Habrá que esperar a que se retiren las vallas para ver el resultado final, pero, de momento, el debate ya está servido.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los bancos de colores que desconciertan en la calle Cervantes