Baño de realidad al Cortegada de un indiscutido campeón de invierno

El Movistar Estudiantes llegó al descanso con el partido resuelto: 16-45


vilagarcía / la voz

Último ataque del Cortegada antes del bocinazo anunciando el paso intermedio por vestuarios. Zeltia Presas intenta el triple desde un lateral de la pista, pero se topa con la mano de una defensora rival taponando su tiro. El balón suelto acaba llegándole a Cristina Loureiro en el frontal del perímetro, la jugadora local se eleva mientras suelta el balón en pos de una acción de tres que le dé a su equipo una pequeña alegría en el punto y seguido del descanso, mas su lanzamiento acaba como el de su compañera, abortado por una larga y habilidosa mano madrileña.

La jugada que precedió al receso condensa el argumento de una película sin más giros insospechados de guion que dos efímeros golpes en la mesa del Cortegada frente a un Movistar Estudiantes que no dejó lugar a la duda de los porqués de su condición de campeón de invierno del Grupo A de la Liga Femenina 2, cosechando su undécima victoria consecutiva: 40-72, 16-45 al descanso.

Resulta muy difícil de creer que la historia hubiese acabado de otra manera aún disponiendo Rubén Domínguez de su jugadora franquicia, Tyra Jones, a la que se le espera al fin de vuelta a comienzos de la próxima semana tras quedar empantanada en los Estados Unidos por problemas con el papeleo de su visado. El Cortegada, un equipo casi cien por cien Sub-21, y ayer con tres bajas, se medía a un colectivo construido para el ascenso. Y no, Fontecarmoa no se parece en nada a un set de esa casa de los sueños que llaman Hollywood, y donde todo es posible.

Las de Rubén Domínguez se repusieron al 0-7 de salida que el Estudiantes firmaba en minuto y medio, empatando a 9 con un triple incluido sobre la bocina a una sola mano y con su defensora encima de María Centeno, la más fina de las locales.

Sin más rotaciones que las de Zeltia Presas, Irene Montenegro y una Nerea Rey que salió en el último cuarto, el Cortegada arrancaba el segundo acto 9-21 abajo, para sufrir antes del descanso todo el peso de la desigualdad de clases aplicada al baloncesto. Un parcial de 7-24 llevó al receso el electrónico a un 16-45, con la alero Judy Jones probándose imparable.

A la vuelta de vestuarios las locales protagonizaron sus mejores minutos, hasta el punto de obligar al técnico visitante a pedir un tiempo muerto tras un 9-0 de salida. Pero el Cortegada ya no logró bajar de los 20 de desventaja, y en el último acto pagó el enorme desgaste anterior frente a una plantilla de mayor calidad, veteranía, y fondo.

FICHA DEL PARTIDO:

A.D. CORTEGADA (40): Nuria Chorén (3), Patricia Vicente (13), Cristina Loureiro (5), María Centeno (14) y Andrea Ríos (4) -quinteto titular-; Zeltia Presas (1), Irene Montenegro y Nerea Rey

MOVISTAR ESTUDIANTES (72): Laura Marcos (2), Judy Jones (23), Irene San Román (5), Leslie Knight (6) y Aitana Cuevas (2) -quinteto titular-; Gracia Alonso (13), Andrea Malanda (1), Mariana González (13), María Espín (7) y Cristina Mato

Parciales (y marcador) cada cuarto: 9-21, 7-24 (16-45 al descanso); 16-12 (32-57) y 8-15 (40-72, resultado final)

Árbitros y personales: Martín Trasancos Blanco e Iris Díaz Feijoo. Señalaron 12 faltas a la A.D. Cortegada, por 14 al Movistar Estudiantes. Sin eliminadas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Baño de realidad al Cortegada de un indiscutido campeón de invierno