Las rebajas llegan un poco antes que los Reyes Magos a Arousa

Los descuentos son más generalizados en Vilagarcía que en Cambados y O Grove


redacción / la voz

A unos días de que Sus Majestades de Oriente hagan su aparición en las calles de Arousa, los descuentos y promociones se han generalizado en buena parte del comercio arousano. Pero no en todos lados por igual. Mientras en la capital arousana las rebajas son un hecho en buena parte de los establecimientos, sean estos pequeños comercios o de grandes cadenas, en localidades más pequeñas como Cambados y O Grove, los establecimientos resisten y mantienen la tradición de esperar al 7 de enero para rebajar el precio de los artículos que ofrecen. «Nosotros vamos a esperar. Y este año somos muchas las que estamos aguantando. Eso sí, cuando empecemos pondremos todo al 50 %», explica una comerciante de la zona de Fefiñáns, en Cambados.

Como ya viene siendo habitual, fueron las grandes cadenas las primeras en ofrecer descuentos en la capital arousana. Womans Secret, Springfield y zapaterías como Krack llevan ya varios días con carteles que anuncian rebajas de diferentes porcentajes en sus productos. Una medida a la que solo se resisten los establecimientos del grupo Inditex, que esperarán al próximo 7 de enero para ofrecer sus descuentos en las tiendas. Así que no es de extrañar que el pequeño comercio se haya sumado también a esta moda de adelantar los descuentos. De hecho, en Zona Aberta confirman que son bastantes los asociados que han comenzado ya a ofrecer descuentos de diferente tipo. Según explica su presidenta, Rocío Louzán, este no ha sido un buen año en ventas. El Black Friday se ha convertido en una amenaza para estos establecimientos y la campaña de Reyes, que era una de las más fuertes del año. «O alguien se empieza a preocupar por el pequeño comercio o no sé cómo vamos a acabar», argumenta la responsable de la asociación.

En Cambados y O Grove, sin embargo, son minoría los que ofrecen algún tipo de descuento, quizás porque en estas localidades no hay presentes grandes cadenas textiles. En la villa del albariño solo un par de establecimientos tienen colgado el cartel de rebajas. Y la mayoría lo ha puesto en los últimos días. En esta localidad, varios establecimientos pusieron en marcha una campaña para oponerse al Black Friday, pues consideran que es una campaña que les hace mucho daño. Y esta se ha prolongado hasta conseguir también acabar con los descuentos en el mes de diciembre. «Este año somos muchos los que estamos resistiendo sin ofrecer rebajas», aseguran en un establecimientos de la zona de Fefiñáns, donde casi ningún comercio cuenta con un cartel que anuncie los descuentos. La misma situación se repite en O Grove. Aquí hay comercios que están en liquidación, pues han anunciado que cierran sus puertas hace ya algún tiempo. Pero en lo que a ofrecer descuentos se refiere, «hay algunos, pero poca cosa, nada significativo», explican desde la asociación de empresarios Emgrobes. En muchos establecimientos no será hasta que los Reyes Magos hayan abandonado las tierras de Arousa, dejando su tradicional rastro de regalos, que se colgará el cartel de rebajas. Tal y como manda la tradición.

Una campaña en la que las intensas lluvias han reducido las ventas notablemente

«Llevamos casi desde el verano con lluvia, el tiempo nos ha afectado muchísimo», explica Juan Rey, el presidente de Zona Centro, la asociación de comerciantes de Cambados. Por eso considera que las ventas de este año «no están siendo tan fuertes como en ocasiones anteriores». Aún así, reconoce que en esta localidad, el comercio no se ha lanzado a los descuentos, sino que está resistiendo. «Puede haber alguna prenda con descuentos, pero la mayoría están aguantando hasta el día 7», sostiene.

La misma opinión comparten los comerciantes cambadeses. «La campaña empezó muy bien, con buenas ventas, pero después empezó a llover y ya no hubo manera», explica una de ellas. El agua que cayó de forma continua durante el mes de noviembre y buena parte del de diciembre paralizó las ventas que, aún a día de hoy, todavía no se han recuperado. Lo confirman también en Zona Aberta donde, además, ven un nuevo enemigo. «La venta online nos está machacando», explica Louzán. Porque cada vez son más los que prefieren buscar por Internet los productos que precisan y que se los lleven directamente a casa.

A pesar de este negro panorama, Rey se muestra optimista. «Yo veo que la gente también se queda por el pueblo, que todas las actividades que hacemos influyen y que hay ambiente, ves gente con bolsas de diferentes establecimientos en la mano», argumenta. Añade, además, que esta es «una comarca con mucha variedad y con mucha actividad comercial y eso es también una forma de atraer a la gente», concluye el cambadés.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Las rebajas llegan un poco antes que los Reyes Magos a Arousa