El local que manda mensajes en la espuma de un buen café

El Enjoy es un local que parece mucho más metido en el siglo XXI que cualquier otro bar de Vilagarcía


vilagarcía / la voz

Si hubiese que escoger un único adjetivo para describir el Enjoy, quizás la mejor palabra que nos sirve el diccionario es racionalista. En este local, que abre sus puertas en la zona de O Castro, en Vilagarcía, todas las decisiones se toman en base a la razón. O, mejor dicho, a las buenas razones. Isidoro Márquez, el hombre que está detrás de este establecimiento, disfruta descubriendo los códigos secretos que se esconden en el día a día de cualquier cafetería, y emplea su capacidad de análisis de datos para tomar decisiones que permitan exprimir los beneficios de este negocio de hostelería. Pero, ojo; este sector es mucho más que números: hace falta ese toque difuso, intangible, de humanidad y carácter, que determina que un establecimiento triunfe o no.

«Cuando empezamos a montar el local, lo primero que pensé era que quería encontrar en él todo lo que yo busco como cliente», relata Isidoro Márquez. Eso explica, por ejemplo, que las mesas dispongan de cargadores con los que poder llenar la batería de cualquier dispositivo móvil mientras hacemos un descanso. De ahí, también, el sistema que permite avisar a los camareros de que estás en el local, de que quieres hacer un pedido, o de que ha llegado la hora de que te lleven la cuenta. Ese sistema de pulsadores permite mejorar la eficacia del servicio, analizar los tiempos de demora, que en este establecimiento suelen ser bajos. Porque esa es otra de las cosas en las que Isidoro Márquez perseguía desde el principio: «Cuando voy a tomar algo no me gusta tener que estar esperando y esperando».

Para crear el local perfecto, el responsable del Enjoy ha tenido que realizar grandes inversiones que hasta la fecha, asegura, han valido la pena. La adquisición de máquinas que hacen la vida más fácil a quienes están detrás de la barra se suman a las que se realizan en otros mecanismos que permiten cumplir caprichos a los clientes más exigentes, como imprimir mensajes en la crema del café o la cerveza. En el Enjoy ya han hecho de todo: desde felicitaciones sorpresa, hasta alguna petición de matrimonio.

«Intentamos poner la tecnología al servicio de nuestros clientes y, por supuesto, al servicio de nuestro negocio», resume Isidoro uno de los mandamientos de su local. Ese empeño por estar a la última, por ahorrar en esos pequeños gastos superfluos que siempre suman demasiado, y por invertir en materias primas de primera calidad son tres de los pilares sobre los que se levanta un negocio que, dice su responsable, no para de crecer.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El local que manda mensajes en la espuma de un buen café