La gestión de Alberto Varela cosecha un bien

El candidato socialista es el mejor valorado tras cuatro años al frente del Concello. La labor de la oposición, en cambio, recibe el suspenso general de los votantes de todos los partidos


vilagarcía / la voz

El análisis de los ocho líderes políticos que concurren a los comicios sitúa al alcalde y candidato a la reelección por el PSOE, Alberto Varela, como el mejor valorado, a cinco décimas de cosechar un bien, y, sin duda, como el más conocido. Su porcentaje de reconocimiento entre los encuestados, el 94,1%, prácticamente duplica al de su inmediato seguidor, el aspirante popular, Alfonso González Gallego, quien se tiene que contentar con un suspenso. Una nota del 3,87 que superan todos y cada uno de sus oponentes por la izquierda. De hecho, en el arco progresista, la calificación más discreta corresponde a Suso López, que aun así roza el aprobado y cosecha la tercera mayor notoriedad por detrás de Varela y Gallego.

Esta lectura es coherente con la que ofrecen los electores a la hora de valorar qué ha hecho el gobierno municipal y cómo les ha ido a los grupos que conformaron la oposición a lo largo de los últimos cuatro años. El PSOE rentabiliza claramente su gestión, y obtiene un 5,76. En el centro se sitúa al borde del bien (5,99), en el ámbito semiurbano alcanza un 5,49, y en el medio rural se queda muy cerca, un 5,48. Es más la labor de los socialistas es aprobada por los votantes de todas las formaciones que concurrieron a las elecciones del 2015 a excepción de los del Partido Popular, que incluso así otorgan a Varela y a su equipo un 4,22.

Bastante más duro se muestra el electorado conservador con el trabajo de la oposición, a la que suspende sin contemplaciones, con un 3,87. Claro que tampoco le va mucho mejor entre el resto de los votantes, que como mucho le conceden el 4,04 que señalan quienes apoyaron al BNG. Este pinchazo de la oposición municipal se repite tanto en el centro de la ciudad, más benévolo, con un 3,94, como en las zonas semiurbanas (todo un varapalo, un 2,88) y en el ámbito rural (3,60).

La mayoría de los encuestados creen que la situación general de Vilagarcía ha mejorado o mejorado mucho con respecto a la que imperaba hace cuatro años. El 56,3% de las respuestas se inclinan por esta apreciación frente al 19,4% de quienes opinan que la capital arousana está peor o mucho peor. Este porcentaje, más crítico es inferior, en cualquier caso, al de los vilagarcianos que entienden que, en realidad, las cosas están más o menos igual, y representan un 22,4%.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La gestión de Alberto Varela cosecha un bien