Un chopo de gran porte se desploma a las puertas del instituto Castro Alobre

La caída del árbol se produjo poco después de que los alumnos abandonasen el centro y provocó daños en dos automóviles

;
Este fue el momento en el que cayó el árbol en Vilagarcía El suceso tuvo lugar a las dos y veinte de la tarde. Los chavales del instituto cercano habían salido hacía veinte minutos según el director

vilagarcía / la voz

«Estaba en un despacho aquí al lado, cuando de repente sentimos un ruido tremendo», relata uno de los trabajadores del instituto Castro Alobre de Vilagarcía. Él fue el principal perjudicado por la caída del árbol de grandes dimensiones que se vino abajo, ayer, justo a las puertas del centro educativo ubicado en la calle San Roque. Y es que debajo de las ramas quedó atrapado su coche. Además, otro vehículo que en ese momento pasaba por la zona sufrió daños leves. Por fortuna, en el suceso no hubo que lamentar heridos de gravedad. «Los chavales habían salido hace veinte minutos», asegura el director. Al lugar se desplazó la Policía Local, que tuvo que cortar uno de los carriles de circulación para que los operarios de emergencias pudiesen cortar y retirar las ramas.

El incidente tuvo lugar a las dos y veinte de la tarde. «Empezó a soplar un viento muy fuerte, yo creo que hubo como un pequeño tornado», explica el administrativo del instituto, la persona que más cerca se encontraba de la zona. De repente, el árbol que crecía junto a la entrada del centro, un chopo de grandes dimensiones, se desplomó. Por la avenida de San Roque solo circulaba entonces un automóvil, que sufrió pequeños daños.

;
Este fue el momento en el que cayó el árbol en Vilagarcía El suceso tuvo lugar a las dos y veinte de la tarde. Los chavales del instituto cercano habían salido hacía veinte minutos según el director

El director del centro destaca que, al menos en apariencia, no se trataba de un ejemplar que presentase algún tipo de enfermedad. «Vinieron varias veces a revisarlo los técnicos del Concello y estaba bien», explica. «Sabíamos que tenía varios años, pero parecía firme», añade otro trabajador del instituto. El árbol ejemplar quedó completamente arrancado y con las raíces al aire. Los operarios del servicio municipal de Emerxencias e Protección Civil procedieron a cortar las ramas y retirarlas de la zona.

¿Una poda mal ejecutada?

El chopo en cuestión había sido plantado en la esquina del recinto escolar hace unos veinte años. Aunque su salud no parecía estar en peligro, hay quien piensa que los efectos de sucesivas podas mal ejecutadas pueden haberle pasado factura al cabo de los años. Las raíces y las ramas de los árboles crecen buscando un equilibrio, pero un mantenimiento mal concebido puede romper esta relación y comprometer su estabilidad. Algunos vecinos pedían, incluso, que fuese talado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un chopo de gran porte se desploma a las puertas del instituto Castro Alobre