El juzgado avala que las cofradías pueden usar el wasap

Una sentencia ampara al pósito de Carril, al que Mar anuló una reunión convocada por ese sistema


vilagarcía / la voz

Septiembre de 2017 fue un mes convulso en la cofradía de Carril. Uno de tantos. Los conflictos internos no paraban de crecer y de enroscarse sobre sí mismos. En aquel contexto, el día 18 se celebró una reunión de la xunta xeral en la que se acordó facultar al patrón mayor, José Luis Villanueva, para adoptar las medidas que considerase precisas al respecto de tres trabajadoras del pósito sobre las que se cernía la sombra del despido. A aquella reunión acudió María Jesús González Culler, vocal de la junta general y voz crítica con el gobierno del patrón mayor. Aunque participó en el encuentro y votó los asuntos que estaban en el orden del día, decidió impugnar la sesión ante Mar.

Argumentó González Culler que la reunión había sido convocada a través de wasap, un «sistema de mensajería instantáneo que no reúne los requisitos necesarios», y que la convocatoria fue realizada «el día anterior a la celebración de la reunión extraordinaria», sin tiempo a analizar los temas del orden del día. Mar aceptó sus argumentos pese a los que, en su defensa, había presentado al cofradía. Esta había alegado que la convocatoria había sido comunicada días antes a todos los integrantes de la Xunta Xeral y que lo que se remitió la víspera no era más que un recordatorio.

Sin embargo, la Consellería do Mar dio la razón a María Jesús Culler, «asumiendo que el medio de mensajería instantánea wasap no es válido para la notificación de la convocatoria de la junta extraordinaria, por no tratarse de un sistema que permita por si solo acreditar la recepción por el destinatario de la convocatoria», según relata una sentencia dictada por el juzgado de lo contencioso administrativo número 3 de Pontevedra. El tribunal entiende que «la comunicación que se hizo por la entonces secretaria de la cofradía para la convocatoria de una junta extraordinaria, incluyendo la remisión de su orden del día, se hizo de una forma válida a través de un sistema de mensajería instantánea porque (...) todos los destinatarios habían convenido o consentido con ella, permitiendo su inclusión dentro de un grupo de difusión propio creado por al emisora de los avisos, en que se practicaban anuncios para este tipo de trámites».

Es decir, el watsap es una fórmula admitida para este tipo de convocatorias -otra cosa son las notificaciones-. Tras leer el acta de la reunión, el juzgado se extraña, además, del hecho de que aquella xunta xeral «se constituyó con suficientes miembros, entre los que compareció y participó activamente en la toma de decisiones y debate de los asuntos» la persona que luego iba a impugnar la convocatoria.

Los otros argumentos esgrimidos por Mar en la causa judicial -que el recurso había sido presentado fuera de plazo, o que algunos enunciados del orden del día no resultaban lo suficientemente claros- también fueron desestimados por el tribunal.

La reacción de Villanueva

El patrón mayor de Carril, José Luis Villanueva, no ocultaba su satisfacción por este fallo judicial. Entiende que esta decisión de los tribunales, que es firme, deja claro que «as actitutudes que adopta á Consellería do Mar á hora de exercer a tutela das confrarías non responden, como deberían, a criterios obxectivos, imparciais e consecuentes». Es por ello por lo que la cofradía decidió, en este caso, recurrir a la vía de lo contencioso, un camino que, señala la sentencia, fue recorrido por el pósito «en defensa de sus intereses».

La xunta xeral se celebró en pleno conflicto laboral en la organización carrilexa

Un procedimiento que es utilizado «por prácticamente todas las entidades»

Katy Montesinos desempeñaba el cargo de secretaria de la cofradía de Carril cuando se cursó la polémica convocatoria a través de wasap. Que aquel procedimiento fuese impugnado, y que aquella impugnación fuese atendida por Mar, fue un varapalo para ella. Por eso, la sentencia emitida por el juzgado de lo contencioso administrativo número 3 de Pontevedra ha sido recibida por Montesinos con una gran satisfacción. «En primer lugar, porque queda claro que ni los órganos de gobierno de la cofradía, ni yo misma como secretaria, hicimos nada que no estuviese sujeto a ley», razona.

Pero hay más. «Creo que esto merece una reflexión, en el sentido de que la Administración tiene que actualizar sus normas de procedimiento administrativo». En ese sentido, indica que las nuevas leyes en ese terreno, datadas en el 2015, dan pie al uso de las nuevas tecnologías en muchos ámbitos, y «a esas leyes tiene que adaptarse el decreto de cofradías del 2014». El wasap, señala Montesinos, es el «método de convocatoria y comunicación utilizado por prácticamente todos los secretarios de cofradías». La exsecretaria de la de Carril considera, además, que la Xunta debe reflexionar sobre «el perjuicio que pueden causar algunas de sus resoluciones; las cofradías tienen muchas cosas que hacer como para perder tiempo con estas batallas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El juzgado avala que las cofradías pueden usar el wasap