El juzgado avala que las cofradías pueden usar el wasap

Rosa Estévez
rosa estévez VILAGARCÍA / LA VOZ

VILAGARCÍA DE AROUSA

MARTINA MISER

Una sentencia ampara al pósito de Carril, al que Mar anuló una reunión convocada por ese sistema

27 ene 2019 . Actualizado a las 19:35 h.

Septiembre de 2017 fue un mes convulso en la cofradía de Carril. Uno de tantos. Los conflictos internos no paraban de crecer y de enroscarse sobre sí mismos. En aquel contexto, el día 18 se celebró una reunión de la xunta xeral en la que se acordó facultar al patrón mayor, José Luis Villanueva, para adoptar las medidas que considerase precisas al respecto de tres trabajadoras del pósito sobre las que se cernía la sombra del despido. A aquella reunión acudió María Jesús González Culler, vocal de la junta general y voz crítica con el gobierno del patrón mayor. Aunque participó en el encuentro y votó los asuntos que estaban en el orden del día, decidió impugnar la sesión ante Mar.

Argumentó González Culler que la reunión había sido convocada a través de wasap, un «sistema de mensajería instantáneo que no reúne los requisitos necesarios», y que la convocatoria fue realizada «el día anterior a la celebración de la reunión extraordinaria», sin tiempo a analizar los temas del orden del día. Mar aceptó sus argumentos pese a los que, en su defensa, había presentado al cofradía. Esta había alegado que la convocatoria había sido comunicada días antes a todos los integrantes de la Xunta Xeral y que lo que se remitió la víspera no era más que un recordatorio.

Sin embargo, la Consellería do Mar dio la razón a María Jesús Culler, «asumiendo que el medio de mensajería instantánea wasap no es válido para la notificación de la convocatoria de la junta extraordinaria, por no tratarse de un sistema que permita por si solo acreditar la recepción por el destinatario de la convocatoria», según relata una sentencia dictada por el juzgado de lo contencioso administrativo número 3 de Pontevedra. El tribunal entiende que «la comunicación que se hizo por la entonces secretaria de la cofradía para la convocatoria de una junta extraordinaria, incluyendo la remisión de su orden del día, se hizo de una forma válida a través de un sistema de mensajería instantánea porque (...) todos los destinatarios habían convenido o consentido con ella, permitiendo su inclusión dentro de un grupo de difusión propio creado por al emisora de los avisos, en que se practicaban anuncios para este tipo de trámites».