La lotería deja 226.000 euros en Arousa

Dos décimos del tercer premio vendidos en Cambados, y un total de 21 de boletos tocados por los quintos en Vilanova, en Vilagarcía y en Meis, encabezan un reguero de pequeñas alegrías navideñas

p. penedo
vilagarcía / la voz

Hace años que la lotería de Navidad se resiste a regar Arousa con ese diluvio de cava y alegría que cada 22 de diciembre estalla en algún lugar del país. Pero, aunque el gordo hizo un requiebro y se marchó un poco más al sur, la comarca de O Salnés también tuvo flashes de alegría, porque las voces de los niños de San Ildefonso cantaron varios números que habían pasado por aquí.

Cumpleaños especial en la administración de Vilanova. El primer toque de la fortuna llegó, bien temprano, a Vilanova. Pasaban unos minutos de las diez de la mañana cuando el 29031 era bautizado con un quinto premio. Seis mil euros al cupón que, multiplicado por los diez boletos vendidos en la administración número 1, dirigida por Isabel Castellón, colocaba el marcador de los grandes premios, en Arousa, en 60.000 euros. «Es la primera vez que reparto un premio de la lotería», comentaba la responsable del local, con una sonrisa de oreja a oreja. «Eran billetes sueltos, que son los primeros que se ponen a la venta, así que yo creo que los vendimos en verano, y esa es una época en la que hay mucho turista por aquí», señala. Así que, quién sabe si la suerte habrá viajado, o si los afortunados están muy cerca. «Eso sería lo ideal, que le hubiese tocado a gente de aquí», confirma Isabel, que ayer tenía doble motivo de celebración: se cumplían veinte años de su desembarco en la administración vilanovesa. «¡Menudo regalo!».

 Vilagarcía también se llevó su aguinaldo. En Vilagarcía también tocó la suerte. La buena fortuna llamó a la puerta de la administración de loterías del centro comercial, al frente de la que está María Eugenia Breijo. En este caso, la magia la puso el número 18596, agraciado con otro quinto premio. «Repartimos diez décimos», así que hay otros sesenta mil euros que incorporar a la cuenta arousana. De nuevo, los boletos de la suerte se vendieron por ventanilla «y es probable que hacia el verano». Eugenia recuerda que en 2011 repartió varios décimos de otro quinto. Y un poco más atrás, gracias al sorteo del Niño y al número 40696, fueron 700.000 euros los que «se quedaron aquí, que es lo más bonito».

 La máquina lleva la suerte a Meis. Meis se subía a las 11.55 al carro de las sonrisas asociadas a los afortunados por el sorteo de Navidad. A esa hora salía del bombo el octavo y último quinto. El Bar Tienda Café Barcia, de San Martín de Meis, expendió un billete del número de la suerte, el 02308. José Ramón Abal aseguraba desconocer la identidad del agraciado con los 6.000 euros del boleto premiado. Pero, al ser este un establecimiento «de aldea», hay muchas posibilidades de que el agraciado figure entre los parroquianos habituales. Y eso, claro está, es motivo de alegría para los responsables de un local que lleva vendiendo lotería desde hace más de medio siglo. El último premio importante que dieron fue una Bonoloto. «Foran 186.399 euros», recuerda José Ramón.

 Dos boletos y mucha ilusión. La cuenta arousana creció 100.000 euros cuando, en la recta final del sorteo, salió el tercer premio. El número agraciado fue el 04211, un «número baixiño e feo» que no suele gustar demasiado a los compradores de lotería, según explica Toño Brea, el responsable de O Noso Bar, el establecimiento de Castrelo (Cambados) en el que se repartieron dos décimos premiados. Cien mil euros dejó la fortuna en este establecimiento, en el que suelen comprar lotería muchos veraneantes. «Aquí paran moitos autocares de excursións», nos cuenta Brea, quien tiene los dedos cruzados para que la fortuna se quedase cerca. A Toño, que hace dos años repartió un quinto, el cuerpo le daba que esta vez iba a volver la suerte. Y desde hace semanas tenía una botella de cava preparada, con un cartel que advertía que se descorcharía para la celebración del 22. No le faltaba razón. A ver si no se equivoca en su nuevo pálpito: dentro de dos años, reparte el gordo.

 Las sorpresas inesperadas. Si por algo triunfa la lotería de Navidad, es porque suele caer muy repartida. Hasta Arousa llegaron, en forma de pedreas y terminaciones, pequeñas cantidades que no harán a nadie rico, pero que han espoleado muchas ilusiones. Suerte repartieron, por ejemplo, los alumnos de sexto del colegio de O Piñeiriño (Vilagarcía) con su lotería para la excursión de fin de curso, así como la comisión de fiestas de Vilaxoán. También el Arousa Fútbol 7, o el Club Voleibol Cambados repartieron unos pellizcos de felicidad e ilusión. Y en café bar A Perla (Vilagarcía), los juegos de las terminaciones permitieron repartir, entre todos los que habían comprado un décimo del 17647 un total de 30.000 euros.

 Si a usted no le ha sonreído la fortuna este año, no se lamente. Aún puede inaugurar el 2019 a lo grande, con el sorteo del Niño. Si ahí tampoco hay fortuna, ya sabe. Lo importante es tener salud.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La lotería deja 226.000 euros en Arousa