El Cortegada vence en el partido de los tuertos, pero a un mundo de convencer

Sangalli mantuvo a las de Rubén Domínguez con sus rebotes, y Sara las rescató de un gran lío


La Agrupación Deportiva Cortegada sumó en la tarde del sábado una victoria indispensable por muchos motivos. El principal, irse al largo parón liguero de tres semanas con motivo de la Navidad con un resultado positivo que atajase esa sangría de derrotas que amenazan con hipotecar la candidatura vilagarciana a la fase a media temporada. El 52-42 ante el séptimo clasificado, el Boet Mataró, sirvió a ese propósito. Pero ni mucho menos disipó las más que serias dudas generadas por el baloncesto del equipo de Rubén Domínguez en la presente campaña. De hecho, el pobre juego y el preocupante rendimiento del colectivo reflejado en la estadística del partido acrecientan los temores a un curso de transición hacia no se sabe bien dónde de no cambiar la dinámica en pista y, sobre todo, una baja efectividad convertida ya en tónica dominante.

El 6-0 de salida invitaba a pensar en un triunfo cómodo del Cortegada sobre el Mataró. Una primera impresión alimentada por la imagen de un equipo catalán de muy escasos argumentos ofensivos. Pero lo cierto es que el hecho de necesitar 3 minutos y 29 segundos para sumar su primera media docena de puntos dio una pista de que el conjunto local tampoco estaba fino.

Para entender lo que se vería a partir de ahí basta con echar un vistazo a las estadísticas: 10/20 aciertos en los tiros de dos puntos, 1/10 en los triples y 5/10 desde la línea de tiros libres al descanso para el Cortegada, por el 5/21, 2/14 y 3/4, respectivamente, del Mataró. Unos registros que ambos equipos todavía fueron capaces de empeorar en la mayoría de los apartados apuntados al término de su duelo, con un 15/41 en los tiros de dos, 4/24 desde el 6,75 y 10/21 desde el 4,20, las locales, y 11/38, 3/22 y 11/14 las visitantes.

Cierto es, el Mataró nunca fue más allá de empatar el choque a 7 a poco de la conclusión del primer cuarto. Pero aguantó el primero de los dos tirones del Cortegada, ambos iniciados con sendos triples de Sara, evitando que su anfitrión rompiese el partido con un 22-7 mediado el segundo cuarto. Y a 6,44 del final el conjunto catalán ponía en duda el nombre del vencedor con uno de sus tres triples de la tarde (39-36) después del segundo de Sara. Dos nuevas canastas de tres de Cris y de Sara acabaron decantando un choque en el que el Cortegada se mantuvo a flote por la brújula de su base y el rendimiento de la doble-doble Sangalli (14 puntos-14 rebotes).

FICHA:

A.D. CORTEGADA (52): Sara Gómez (19), Salomé García (8), Cristina Loureiro (3), Izabella Sangalli (14) y Hannah Shaw (2) -quinteto titular-; Andreá Ríos (5), Nerea Rey y Míriam García (1)

BOET MATARÓ (42): Elena Latorre, Marta Claret (11), Nicole Jones (14), Itziar Llobet (3) y Olga Ruano (5) -quinteto titular-; Silvia Diao, Gina Camps (2), María Massuet (2) y Laura Timoner (5)

Parciales (y marcador) cada cuarto: 10-7, 18-12 (28-19 al descanso); 6-10 (34-29) y 18-13 (52-42, resultado final).

Árbitros y personales: Diego Domínguez e Iván Escariz. Señalaron 13 faltas al Cortegada, por 18 al Mataró. Sin eliminadas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Cortegada vence en el partido de los tuertos, pero a un mundo de convencer