Atracan un bar de Carril tras ponerle un cuchillo al cuello a su camarera

Las sospechas recaen sobre el mismo sujeto que hace meses destrozó las cristaleras de varios negocios


vilagarcía / la voz

Vilagarcía registró, en apenas un par de días de la semana pasada, dos robos caracterizados por su violenta puesta en escena. Si el jueves uno de los establecimientos 24 horas que abren sus puertas en el centro de la ciudad era atracado a punta de navaja, el viernes por la noche fue un bar de Carril el que sufrió un asalto cuchillo en mano. Su autor arrinconó a la camarera que desarrollaba su turno de trabajo y llegó a ponerle una hoja al cuello para llevarse el dinero que contenía la caja registradora.

El atraco tuvo lugar el viernes por la noche, en un momento en el que apenas había nadie en el negocio, que se abre al último tramo del paseo marítimo que comunica Carril con el centro de Vilagarcía. Un individuo aprovechó la ocasión para introducirse en el interior de las instalaciones, atrapar a la camarera y amenazar al único cliente que se hallaba en el bar. A continuación, el tipo se escabulló entre la lluvia.

Lo que el autor del atraco no pudo evitar es que tanto la trabajadora como el hombre que se encontraba al otro lado de la barra lo reconociesen. Las sospechan apuntan al mismo sujeto que hace meses trajo de cabeza a los hosteleros y comerciantes de Carril, al destrozar varias cristaleras en sucesivos intentos por desvalijar los negocios en los que ponía el ojo.

Este individuo fue detenido por la Policía Nacional junto al compinche con el que acostumbra a cometer sus saqueos. Es un viejo conocido de las fuerzas de seguridad, que ha permanecido largos años entre rejas y padece una virulenta adicción a diferentes sustancias psicotrópicas. Hay una diferencia. Hasta ahora se había limitado a emboscarse en la noche y provocar daños materiales. El recurso al navajeo y a la amenaza directa supone, en este contexto, un salto muy peligroso en su proceder.

El autor de los robos en automóviles rompió las ventanillas de seis vehículos

El fin de semana se rodeó en Vilagarcía de toda una serie de desagradables incidentes. Uno de los más llamativos es la secuencia de robos en automóviles que se cometieron entre la noche del viernes y la madrugada del domingo. Las víctimas fueron los propietarios de al menos seis turismos, cuyas ventanillas fueron destrozadas. La forma de operar fue, en todos los casos, la misma. Alguien se encargó de forzar las ventanas hasta conseguir romperlas y acceder al interior de los vehículos, que registró con cierta premura. En la mayoría de los casos, lo que el tipo se llevó fue calderilla, aunque en uno de los turismos se hizo con la carátula del radiocasete y con varios lápices de memoria. Los robos fueron perpetrados en el entorno de Fexdega y la zona de la estación de tren.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Atracan un bar de Carril tras ponerle un cuchillo al cuello a su camarera