Unicef mira hacia las Filipenses

La oenegé felicitó a los alumnos de tercero de ESO del centro Sagrada Familia de Vilagarcía por un vídeo sobre «bullying» que, además, ha colgado en su página web


vilagarcía / la voz

«Fue toda una sorpresa», confiesa María Nogueira. Ella es la tutora de uno de los grupos de tercero de ESO del CPR Sagrada Familia de Vilagarcía sobre el que Unicef ha puesto su mirada. Y la sorpresa de la que habla es que la oenegé, además de felicitarlos por el trabajo, ha colgado en su página web el vídeo sobre el bullying que realizaron los alumnos del centro arousano. 

La iniciativa surgió para conmemorar el Día de la Infancia y dentro de una campaña que lanzó Unicef contra el acoso escolar. El vídeo en cuestión fue el ganador de un concurso que el centro escolar vilagarciano hizo entre sus alumnos. «Les dimos unas pautas, los pusimos en situación con varios vídeos y les limitamos la duración que debían tener para que no se les fuera de las manos. A partir de ahí, ellos tuvieron su propia tormenta de ideas. Los hicieron en los recreos y algún día que vinieron por la tarde», explica la profesora. El grupo ganador fue el formado por Uxía Durán, Cayetana Abalo, Claudia Gomá, Carla Sánchez, Diana Santiago y Lucía Ponte. Ellas grabaron y editaron el vídeo.

La decisión no fue fácil de tomar porque todos los trabajos que presentaron los chavales de las Filipenses tenían una calidad notable, según apunta su profesora. Los alumnos de los dos cursos fueron distribuidos en varios grupos de trabajo. Cuando concluyeron con su elaboración, los vídeos fueron colgados en el canal de YouTube que tiene el CPR Sagrada Familia y a partir de entonces se abrió una votación. Los dos que tuvieron más apoyos llegaron a una particular final en la que fue el claustro del centro el que eligió al vencedor.

En el trabajo de Uxía, Cayetana, Claudia, Carla, Diana y Lucía se recuerda que cada siete minutos muere un adolescente víctima de violencia y la ingente cantidad de casos de acoso escolar que se producen. Las alumnas utilizan unas caretas para poner rostro a los insultos que se reproducen en los patios. «No somos palabras, somos personas», se puede leer, antes de acabar con el hashtag #endviolence. 

Más allá de la satisfacción que le produce el hecho de que desde Unicef se reconociera el buen hacer de sus alumnos, María Nogueira subraya la importancia de que el mensaje que quiere lanzar el vídeo haya pasado ante de los ojos de muchos adolescentes. con la importancia que esto tiene «Se lo han pasado unos a otros por WhatsApp y lo colgaban en Instagram», explica la profesora. Lo cierto es que ha sido difícil no encontrarse con él en cualquier paseo por las redes sociales porque ha sido profusamente compartido. Ahora el salto ya ha sido mucho mayor con el empujón de Unicef.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Unicef mira hacia las Filipenses