Antón Paz diseña en Vilagarcía el asalto a la plaza olímpica con su barco nipón

Vela Wakako y Takaaki iniciaron su segunda concentración en el CGV bajo la batuta de Paz, en la que fijarán su estrategia para sacar en el 2019 el pasaporte a los Juegos de Tokio


vilagarcía / la voz

Kajimoto Wakako y Kawada Takaaki han regresado al Centro Galego de Vela para, como diez meses antes en su primer paso por la instalación, trabajar bajo la dirección del hombre en cuyas manos han puesto buena parte de sus opciones de convertirse en la pareja representante del país anfitrión en la clase Nacra 17 de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Y si en la primera ocasión fueron tres las semanas de duración de su trabajo con Antón Paz, esta vez la experiencia se irá a algo más de un mes. Confirmado en la flota internacional el acierto de la contratación del vilagarciano, el dúo nipón confía en este último para dirigirlos en el asalto a la plaza olímpica en el inminente 2019, que se llevará la mejor de las cuatro tripulaciones aspirantes del país del sol naciente en la media entre el Europeo de Weymouth (Gran Bretaña) de mayo y el Mundial de Nueva Zelanda dentro de doce meses.

Wakako y Takaaki conocieron el año pasado a Paz mientras entrenaba a un Nacra 17 neozelandés en Holanda, y le trasladaron su deseo de contar con sus servicios hasta el 2020. «Buscábamos a un entrenador con experiencia en catamaranes y con foilings, y no había mucha gente con el perfil que buscábamos», comentaban ayer en el CGV los dos regatistas después de su primera sesión en el agua con Antón en su segunda concentración en Vilagarcía. Tras desembarcar en el otoño del 2017 en una clase nueva que, por encima, añadía foilings transformando el Nacra 17 en un barco volador, Wakako, oro olímpico como tripulante en la clase 470 en los Juegos de Londres 2012, y Takaaki, con apenas un año de experiecia en el 49er, comenzaron a trabajar con el arousano hace ahora un año, pactando 120 días de trabajo conjunto en el 2018. Los 90 primeros les han servido para, el pasado septiembre, concluir como primera pareja nipona, y decimosexta del total de la flota en la clasificación de la prueba de la World Sailing Cup disputada en Enoshima, puerto a una hora de Tokio, con vistas al Monte Fuji, que como en 1964 será la sede de la vela de los Juegos del 2020.

«Desde septiembre, la última vez que había estado con ellos, he visto mejora. Ya tenemos un buen control del barco. Ahora tenemos que mejorar en detalles que nos hagan estar arriba en las regatas», señalaba ayer Antón.

«Tenemos que mejorar en velocidad, sobre todo en condiciones de mucha ola» como las que reinan en las aguas de Enoshima, apuntan Wakako y Takaaki. Para conseguirlo, en los próximos días cerrarán con Paz el plan de trabajo para el decisivo 2019.

Regata en Portugal, y mucho más tiempo en Europa

Kajimoto Wakako y Kawada Takaaki dejarán el Centro Galego de Vela el 18 de diciembre. Lo harán tras competir unos días antes, del 13 al 16 del próximo mes, en el Vilamoura International Grand Prix, una cita con notable participación de embarcaciones del viejo continente, pero también de Singapur, y de una de las parejas japonesas que rivalizan con los pupilos de Antón Paz por la plaza del anfitrión en los Juegos de Tokio 2020.

A fin de impulsar su mejora, la intención del equipo es trabajar en el 2019 en Europa el máximo número de días que su presupuesto le conceda, ya que ello les permitirá entrenarse y competir con tripulaciones más competitivas. Empezando por la tripulación polaca y la singapurense que se concentrarán en Vilagarcía desde los días 21 y 24, hasta el 2 de diciembre.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Antón Paz diseña en Vilagarcía el asalto a la plaza olímpica con su barco nipón