Roban otra pantalla informativa en el centro de salud de San Roque

Es la segunda pieza de este tipo que alguien sustrae del ambulatorio en apenas tres días y a plena luz del día


vilagarcía / la voz

Lo que está sucediendo en el ambulatorio de Vilagarcía con las pantallas informativas que el Servizo Galego de Saúde instaló hace meses es para hacérselo mirar. El viernes, las alertas de seguridad del centro, pocas, es verdad, saltaron cuando el personal comprobó que alguien se había llevado una de las piezas de la segunda planta del edificio. El Sergas tomó nota de lo ocurrido y anunció que la dirección de recursos de la estructura integrada Pontevedra-O Salnés había decidido reforzar el sistema que sujeta los aparatos a la pared para evitar esta clase de sustracciones.

La medida, con responder al sentido común, llegará tarde cuando se ponga en marcha, porque lo cierto es que a los operarios encargados de hacerlo no les ha dado tiempo de poner ni siquiera un pie en el centro de salud de San Roque. El lunes, a primera hora, los trabajadores del ambulatorio se percataron, no sin cierto asombro, de que otra pantalla, también de la segunda planta, se había esfumado. El autor o autores de la fechoría trabajaron rápido. Tuvieron que hacerlo el viernes por la tarde o en algún momento del fin de semana, cuando en los niveles superiores de las instalaciones sanitarias no se pasa consulta. Es decir, como mucho en tres días han desaparecido dos de los flamantes aparatos que comunican a los pacientes la hora y difunden mensajes y campañas saludables.

El Sergas, con responsabilidad burocrática, confirma que ha cursado la denuncia de rigor, a la espera de los trabajos prometidos.

El hospital abre su tercera planta con una veintena de pacientes

Como en el Hospital do Salnés sí funciona un sistema de seguridad, no es probable que la herramienta telemática de gestión de citas que el Sergas estrenó ayer corra la misma suerte que las pantallas del ambulatorio. Este instrumento digitaliza los ciclos de llegada de los pacientes, coordinando su acceso además de proteger sus datos. En otras palabras, la persona que acude a las instalaciones emplea su tarjeta sanitaria para conocer, en la sala de espera, cuándo y dónde se le prestará atención.

Pero la verdadera novedad que la jornada de ayer trajo para el centro médico comarcal fue la apertura de su tercera planta, algo que los profesionales reclamaban con insistencia desde hace semanas. Lo hizo para albergar a una veintena de pacientes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Roban otra pantalla informativa en el centro de salud de San Roque