Roban una de las nuevas pantallas de citas del ambulatorio a plena luz del día

El Sergas anuncia que mejorará los anclajes de las piezas para evitar que se las lleven

b. costa
vilagarcía / la voz

Hace años, el ambulatorio de San Roque, en Vilagarcía, disponía de un servicio de vigilancia. Aquello se acabó tiempo atrás y no parece que vaya a recuperarse. Existen quejas entre el personal que atiende los servicios sanitarios. En julio, sin ir más lejos, alguien saqueó las taquillas del centro de salud a plena luz del día. Esta semana no han sido las pertenencias de sus trabajadores las que han sufrido la trapacería de los amigos de lo ajeno, sino las últimas adquisiciones del Servizo Galego de Saúde (Sergas) en materia de tecnología aplicada a la regulación de las citas. Una de las nuevas pantallas que informan a los pacientes de la evolución de sus turnos se esfumó, literalmente, de la pared de la que colgaba.

La escena tiene su gracia, por el hecho de que, justo debajo de los anclajes ahora huérfanos del objeto que les daba sentido, se encuentre uno de los carteles de promoción de la campaña de vacunación contra la gripe, cuyos protagonistas sonríen y animan al ciudadano englobado en alguno de los sectores más sensibles a prevenir la enfermedad.

El caso es que los responsables de la estructura de xestión integrada (EOXI) Pontevedra-O Salnés han tomado nota de lo ocurrido. Al menos, para anunciar que su dirección de recursos económicos reforzará con un sistema de seguridad las fijaciones de las pantallas de citas en el ambulatorio de la capital arousana para evitar que se las lleven.

De la posibilidad de contratar de nuevo una empresa de vigilancia no hay, en cambio, noticia alguna. Los trabajadores de San Roque recuerdan, a todo esto, que les han desaparecido teléfonos móviles y las más variadas pertenencias. Hasta tal punto que los miembros del área de pediatría llegaron a asegurar con candados y cadenas sus propios ordenadores. Ahora, serán las pantallas de citas de la segunda planta las que, si no cadenas, sí dispondrán de un firmísimo atornillado.

El centro de salud de Vilanova lleva cinco días sin calefacción, y Durán culpa al personal

El centro de salud de Vilanova vuelve a estar en el centro de la polémica. El sindicato CSIF denunció ayer que el centro lleva cinco días sin calefacción y el alcalde, Gonzalo Durán, culpa de esta situación al personal, que no avisó a tiempo al Concello de que se había acabado el combustible que se utiliza en el sistema de calefacción, según argumentó ayer visiblemente molesto.

El regidor popular sostiene que desde el centro de salud se avisó el jueves a las tres de la tarde, sin dejar margen de maniobra para actuar, pues aunque se dio ya aviso al suministrador de gasoil, con un fin de semana de por medio, habrá que esperar al lunes para solucionar el problema. Durán opina que el sindicato trata de «hacer política» con este asunto, «por eso avisaron tan tarde».

El CSIF, por su parte, califica de incomprensible que se dé una situación como esta en un centro en el que los pacientes tienen muchas veces que aligerarse de ropa en las consultas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Roban una de las nuevas pantallas de citas del ambulatorio a plena luz del día