El baloncesto masculino, sin espejo en el que mirarse tras dos décadas

Desde el ascenso del BBC a EBA en el curso 1997/98 las canteras arousanas habían tenido siempre un equipo de la comarca en Ligas FEB en el que mirarse, hasta hoy. Vilagarcía y Cambados retoman su rivalidad 14 años después, en la Primera División Gallega


vilagarcía / la voz

El CLB, el fruto de la fusión de hecho, que no de derecho, de las secciones de formación del BBC, Cortegada y la extinta sección de baloncesto del Liceo Casino, ha arrancado su quinta temporada. Con sus alrededor de 180 canteranas mirándose en el espejo de la plantilla de Liga Femenina 2 de la A.D. Cortegada; el equipo que desde su primer ascenso a la LF, en 1996, ha servido de inspiración no ya para las sucesivas generaciones de jóvenes jugadoras de baloncesto femenino de Vilagarcía, sino de toda la comarca. Una semana después del inicio del campeonato regular de la A.D. Cortegada, este sábado el Sigaltec, heredero del laureado Inelga BBC y equipo masculino sénior del CLB, y el Xuven de Cambados jugarán sus respectivos primeros partidos de la Liga 2018/19. Lo harán compartiendo categoría por primera vez desde el curso 2003/04, cuando rivalizaban en la EBA, ahora en la Primera División Masculina Gallega.

Una circunstancia esta que manifiesta una cruda realidad. Y es que, más allá de los 190 canteranos varones del CLB, y los 77 con los que cuenta hoy el Xuven, el baloncesto masculino de Arousa, sus centenares de chavales repartidos por los diferentes clubes desde Pontecesures hasta O Grove, trabajarán este año sin el aliciente de contar con un equipo local en categoría FEB (LEBs y EBA) por primera vez en 21 años. O lo que es lo mismo, sin ese lugar en el que ver de cerca, al lado de casa, baloncesto semiprofesional del que poder disfrutar y aprender. Sin ese club propio o vecino en el que trabajar con la motivación de poder gozar algún día de la oportunidad de iniciar, por qué no, una carrera profesional. Privados de un escaparate que pudiera facilitar la llegada de más y mejores entrenadores de base. Cortada una cadena que, bien engrasada con un mínimo de recursos económicos, siguiese potenciando y retroalimentando el crecimiento individual y colectivo del deporte de la canasta en la zona.

La inadmisión del Xuven en la Liga EBA 2018/19 por parte de la Federación Española de Baloncesto el pasado verano aduciendo un defecto de forma en el aval presentado por el club cambadés puso fin a 21 temporadas de presencia ininterrumpida del baloncesto arousano en EBA o LEB Plata. Desde que el BBC daba el salto a la primera en la campaña 1997/98, iniciando una era dorada para el baloncesto masculino vilagarciano sustanciada en tres títulos de conferencia (1999/2000, 2003/04 y 2005/06) y cinco participaciones en fases de ascenso en una categoría a un nivel equivalente al de la actual LEB Plata. El inicio de la crisis económica, con la reducción de las aportaciones de las firmas colaboradoras, y un cambio de directiva y de filosofía en el club llevó al BBC a renunciar a su plaza en EBA al término del ejercicio 2008/2009 con el Inelga undécimo de una Liga de 15 equipos. Tras tres años sin plantilla sénior, reinició el camino desde la Tercera Autonómica, la última categoría en Galicia.

Preguntado sobre la posibilidad de volver a EBA, el coordinador deportivo del CLB, Juan Rodríguez Espiñeira, comentaba ayer que «si con los jugadores que tenemos -todos procedentes de la cantera- se ascendiese, se miraría de intentar conseguir los recursos económicos para subir». Eso sí, «no vamos a incorporar jugadores de fuera. No está», subraya, «en nuestra filosofía de club de cantera», que por tercera temporada puede presumir de contar con un equipo, tanto masculino como femenino, en Liga Gallega en cada una de las categorías de competición.

Tras convivir durante cuatro temporadas con el Inelga BBC en la EBA a principios del siglo (2000/01 a 2003/04), el Xuven recogió el testigo de su vecino cuando este decidió retirarse de las competiciones FEB. Iniciando en el curso 2009/10 en EBA la etapa más gloriosa de sus 40 años de historia. Campeón absoluto de dicha categoría 2012/13, cinco años en la LEB Plata, subcampeonato de la fase regular 2016/17 incluido, acabaron ahogando económicamente a un club lastrado por la falta de un patrocinador principal. Desempeñar los 34.070 euros de deuda es ahora la prioridad en O Pombal, donde el equipo sénior masculino pelea por salir adelante con ocho canteranos y dos jugadores de Pontevedra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El baloncesto masculino, sin espejo en el que mirarse tras dos décadas