La solidaridad e inclusión inundan la plaza de Galicia

La jornada se cerró con una gran afluencia a los talleres, desfiles, exhibiciones y venta de productos

M. A.
Vilagarcía /La Voz

El Día Internacional del Voluntariado se adelantó en Vilagarcía con la celebración de la fiesta más solidaria. Un día que está marcado en el calendario del resto del mundo el 5 de diciembre, pero que en la capital arousana se conmemoró ayer durante una jornada diurna y veraniega. Un total de dieciocho asociaciones benéficas se congregaron en la plaza de Galicia para visibilizar el trabajo incansable de estas entidades por convertir el mundo en un lugar mejor. Una labor que está a la sombra durante todo el año, pero que debe ser conocida por todos los agentes sociales para que puedan «saber lo que hacemos e implicarse, ya sea convirtiéndose en voluntarios o colaborando económicamente», asegura Ángeles Cifuentes, de la Protectora de Animales, a quién se le humedecen los ojos al ver la gran acogida de la fiesta entre el público. Y es que los animales causaron furor con el tradicional desfile de perros que acabó con cuatro premiados: Balto, Lula, Frida y Lola recibieron su galardón de la mano del alcalde, Alberto Varela, y de la concejala de Cultura, Sonia Outón. «El desfile canino siempre tiene mucho reclamo, pero quizás este año hay más gente porque también hay un gran ambiente con la actuación de Batuko Tabanka», asegura la concejala. El grupo de mujeres originarias de Cabo Verde hicieron bailar a todos al son de los tambores africanos y reivindicaron la multiculturalidad a través de un discurso inclusivo y también feminista.

Entre las entidades participantes, las que más destacaron fueron las vinculadas a enfermedades, como la Asociación Galega de Linfedema, la de Alzheimer, la Liga Reumatolóxica de Galicia o la TDAH Salnés, que realizaron talleres de globoflexia y artísticos. También estuvieron muy presentes las asociaciones en contra de las drogas, como Areva, Proxecto Home y la Plataforma Galega contra el Narcotráfico, que ejercieron una importante tarea informativa. Y entre estas organizaciones se encontraban otras cuya labor es más conocida por la población, como es el caso de Cruz Roja y Protección Civil, que desplazó hasta la plaza dos camiones, una carpa y un maniquí para simular una intervención de emergencia.

Productos artesanales

Las actividades estuvieron acompañadas por la venta solidaria de productos de todo tipo. Uno de los más concurridos fue el puesto de la Asociación Con Eles, que tenía a la venta jabones, aceites, abanicos y hasta mermelada casera, todo hecho de forma artesanal y con amor por los miembros de la propia entidad. Y para productos naturales, los que se podían comprar en el puesto de Solidaridade Internacional de Galicia, que vendía café, cacao y quinoa de distintos países a unos precios justos para los productores de los mismos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La solidaridad e inclusión inundan la plaza de Galicia