Álex y Jimmy, dos refuerzos de División de Honor para el Céltiga

El Juventud Cambados incorpora a Paco Reigosa y al exarousista Nacho. Dos días después de su lesión, Sidibé sigue sin contar con un diagnóstico traumatológico


vilagarcía / la voz

A falta tan solo de doce días para el arranque de la Liga 2018/19, Céltiga y Juventud Cambados siguen incorporando piezas para sus nuevos proyectos en la Tercera División y Preferente Galicia, respectivamente. En el caso del conjunto isleño, con la urgencia de completar la nómina de 19 futbolistas con los que pretende trabajar Manolo Núñez hasta el regreso del lesionado capitán, Javi, apuntado en la agenda rojiblanca como refuerzo navideño.

Ayer el Céltiga confirmaba los fichajes de dos futbolistas séniores de primer año. Alejandro Fernández Rodríguez, Álex (Vigo, 15/II/1999), y Jimmy. El primero es un interior diestro que se maneja en ambas bandas del ataque, si bien con más destreza por la derecha. De él dice su nuevo entrenador que «destaca sobre todo pola súa velocidade». Procedente del Celta de División de Honor Juvenil, «o último ano marcou oito goles».

En la misma Liga militó la temporada pasada Jimmy, en su caso en las filas del Lugo. «É un mediocentro de corte defensivo, pero con moita polivalencia, podendo moverse tamén na banda na medular en tarefas de contención», enumera Núñez. Ayer tenía prevista su incorporación al grupo tras haber hecho el resto de la pretemporada con el Polvorín, recién ascendido a la Tercera y filial del Lugo. Dos delanteros centros, o un punta y un atacante de banda es lo que le falta al técnico del Céltiga para completar su plantilla.

Por su parte, el Juventud Cambados ha elevado a 20 el número de efectivos bajo la dirección de Edu Charlín, tras las contrataciones del defensa hondureño Alejandro Fernández, Alexi (15/I/1998), procedente del Zacande, el vilanovés Paco Reigosa (16/III/1993), mediapunta que la temporada pasada jugó en el Céltiga; y Nacho (13/VIII/1998), mediocentro que desanda el camino hecho en julio, volviendo al equipo al que había ido cedido por el Arousa la pasada Navidad al ser descartado por Rafa Sáez.

Dos días después de su lesión, Sidibé sigue sin contar con un diagnóstico traumatológico

Una de cal, y otra de arena ayer para Sidibé y el Arousa en el Hospital Povisa de Vigo. La buena noticia, el alta médica recibida por el futbolista en el servicio de medicina circulatoria del centro, después de haber permanecido las dos noches anteriores en observación y descartarse, explicó el presidente del club, Manolo Abalo, cualquier lesión vascular en la rodilla izquierda que el mediocentro se lesionó solo en la noche del sábado frente al Rápido de Bouzas. La mala noticia es que Abalo tuvo que recoger a Sidibé y traerlo de vuelta a Vilagarcía sin un diagnóstico de un traumatólogo, imprescindible para poder proceder a la correcta recuperación de una articulación que habría sufido una luxación, pero a la que no se le ha practicado ninguna prueba mecánica que descarte cualquier afectación mayor.

Abalo declaró ayer que «non é de recibo que trasladen a Sidi do Domínguez a Povisa, e que non o manden de volta alí» para un diagnóstico definitivo. El Arousa intenta agilizar la consulta con traumatología del Domínguez.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Álex y Jimmy, dos refuerzos de División de Honor para el Céltiga