La pesadilla de vivir bajo la amenaza de no poder conseguir tu medicamento

Luis Ordás,  uno de los enfermos de corazón afectados por la falta del Apocard, relata su angustia ante la posibilidad de no poder adquirirlo. Tiene que tomar dos pastillas al día para controlar su enfermedad. "Pasámolo fatal. Éntranche un cansazo e unha fatiga moi grandes", explica

.

vilagarcía / la voz

«Se non conseguimos o medicamento, vai ser terrible». A Luis Ordás fue su farmacéutica de confianza la que le advirtió de que el Apocard, el producto que toma para controlar las taquicardias que sufre desde hace años, comenzaba a desaparecer de las estanterías de las boticas. Más aún. Fue ella la que también le advirtió de que esos quince días de desabastecimiento de los que se escucha hablar es probable que sean más. Y Luis comenzó a moverse. Lo buscó no solo en Vilagarcía, sino también en otras localidades de la comarca. Lo necesita. Él tiene que tomar dos pastillas diarias para tener controlado su corazón.

Toparse con la administración

Por el momento, cuenta con material farmacéutico, pero ha comenzado a moverse y se topa de bruces, claro está, con el muro de la administración. «Se teño que pedir cita no cardiólogo, danma para dentro de catro ou cinco meses», explica. ¿Y qué le han aconsejado, entonces? Pues que acuda directamente a Urgencias.

Luis, que lleva muchos años padeciendo el problema, no quiere sufrir de nuevo la angustia de tener una taquicardia. «Pasámolo moi mal», explica. A él, una de sus últimas crisis, lo tuvo dos meses ingresado en Montecelo. Se desespera: «Non hai forma humana de contactar ca consellería», afirma.

La Agencia Española del Medicamento (AEMPS) informó del desabastecimiento en una forma de presentación, 100 miligramos y sesenta comprimidos. Existe otra, en treinta comprimidos, que según la AEMPS sí está disponible. La Voz publicaba en su edición del pasado sábado una información firmada por Elisa Álvarez en la que se aseguraba que en las farmacias consultadas en Galicia no tienen ninguna, ni la sirven. De hecho, Luis Ordás afirma que también existen dificultades para conseguir el genérico.

La Sociedad Española de Cardiología ha elaborado una serie de recomendaciones ante la falta del fármaco, que es uno de los más utilizados por los pacientes que sufren fibrilación auricular. La primera de las recomendaciones es acudir al cardiólogo, pero claro Luis se topa aquí con la lista de espera. «A min dixéronme que tiña que ir por Urxencias», insiste.

Salir a la palestra

Luis ha decidido salir a la palestra para intentar que les hagan caso en lo que comienza a ser un toda una llamada de socorro. Según se apunta desde la SEC, el 4,4 % de las personas mayores de 40 años padece arritmias. Esto implica que serían unos 70.000 los afectados, de los que entre un 30 % y un 40 % toman este fármaco. Es decir, la cifra en Galicia podría alcanzar las 30.000 personas. Él tiene muy clara que no quiere pasar por lo mismo y afirma que lo que tendrían que hacer los afectados por la ausencia del medicamento es «saír á rúa a protestar, aínda que non esteamos xa para iso».

Él está entre asustado e resignado. «É un medicamento que teño que tomar o resto da miña vida». Y la amenaza de tener que volver a sufrir una crisis si desaparece lo trae a malvivir. Es una pesadilla.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La pesadilla de vivir bajo la amenaza de no poder conseguir tu medicamento