Los arousanos se escapan a Canarias, Baleares y Cabo Verde

Las familias invierten una media de 1.200 euros en una semana de vacaciones. Septiembre y octubre son los meses preferidos para desconectar. «Cada año vendemos más vuelos de bajo coste; la gente quiere viajar, pero barato», explican desde una agencia local

.

vilagarcía / la voz

Viajar, ese verbo de la primera conjugación que comienza a estar en boca de todos en cuanto suena la palabra vacaciones. No cabe duda de que nuestra comarca, cada año, suma adeptos. Las terrazas están llenas y en los hoteles no cabe, apenas, ni un alfiler. La gastronomía y el paisaje es incomparable, lo dicen ellos, lo dicen nuestros turistas. Pero ya se sabe que en casa de herrero, cuchillo de palo. Los arousanos quieren vivir su verano alejados de la comarca y para ello ponen tierra, o más bien mar de por medio.

Para disfrutar al máximo de este verano, las familias de O Salnés apuestan por las islas Baleares y las Canarias. Un destino tradicional, cercano y en el que se asegura el buen tiempo «Buscan calor y tranquilidad. Lo que quieren es desconectar y las islas lo ponen fácil», explica Tamara Molares, de la agencia vilagarciana El salón de tus viajes. Sin embargo, los más jóvenes, sobre todo parejas, se lanzan a la aventura. Cruzan el charco y ponen rumbo a Cabo Verde. El país del continente africano es otro de los destinos que están pegando el pelotazo este verano. «Es un Caribe al que llegar es más fácil. Hay vuelo directo desde Santiago y son menos horas de trayecto», dicen desde esta misma agencia. Corroboran esta tendencia en Viaxes Otero (Cambados). «Aínda que O Caribe segue a ser un destino moi demandado, pouco a pouco Cabo Verde vai subindo escalóns», dice Fernando Pombo. ¿El motivo? Las combinaciones directas. Este año se estrenó el trayecto Santiago-Cabo Verde, en algo más de cuatro horas pueden pasar de Galicia a África. Parece magia, pero no, es cuestión de disponer de tiempo libre y unos mil euros por cabeza.

Escapada exprés

Los hay que prefieren fragmentar sus vacaciones y optan por recorrer diferentes países durante pocos días. «Para escapadas de tres días, Portugal, en concreto el Algarve, es lo más socorrido», dice Tamara Molares. Al final, lo que importa no es el destino, sino viajar.

Septiembre y octubre son los meses preferidos para desconectar

Aunque la mente tienda a relacionar las vacaciones de verano con los meses de julio y agosto, en nuestra comarca cambian las tornas. Somos un lugar en el que la hostelería se convierte en uno de los prinicpales motores económicos durante el período estival, por eso, nuestros hosteleros, y también vecinos, se animan a viajar en septiembre y octubre. «Muchos quieren esperar a que pasen las fiestas para escaparse y al sector de la hostelería, no le queda más remedio», explican desde varias agencias de viajes de la zona. Pero como nunca llueve al gusto de todos, también los hay que se escapan de las aglomeraciones. «En el Albariño bastante gente se fue a Portugal y ahora tenemos reservas para irse en San Roque», confirman desde Vilagarcía.

«Cada año vendemos más vuelos de bajo coste; la gente quiere viajar, pero barato»

A las agencias de viajes hace tiempo que les ha salido competencia: la web. La irrupción de compañías aéreas low cost y los motores de búsqueda online, que comparan y ofrecen el mejor precio de vuelo y hotel, pone cada vez más difícil el trabajo de los profesionales. Es la ley de la supervivencia, o te adaptas a la evolución del entorno o desapareces. Por eso las agencias arousanas cada vez se las ingenian más para atraer clientes y para que estos comprueben que la diferencia «es mínima y las comodidades abismales», explica Molares. «Cada vez los clientes vienen más estudiados, a la vez que les das un presupuesto, ellos lo comparan en Edreams, por ejemplo», explica.

La forma de viajar ha cambiado. Conocer mundo está, poco a poco, más al alcance de la mayoría de los bolsillos. «Podes ir a Madrid por vinte euros ida e volta, ou de viaxe de amigos por cincocentos euros toda unha semana a gastos pagos», explican desde Viaxes Otero (Cambados). Pero para poder beneficiarse de esta situación es más que necesario ser previsores. «O de esperar ata o último día por se baixan os voos é imposible. Iso fai vinte anos si, pero agora é todo o contrario. As reservas de última hora son moi elevadas», añade.

Como si de un cubo de rubik se tratase, las agencias diseñan packs de viaje perfectamente adaptables «A veces los clientes prefieren coger ellos los vuelos por su cuenta y nosotros les llevamos el resto de servicios, a otros les reservamos un vuelo de ida con una compañía y el de vuelta con otra... mil ideas que les abaraten el viaje».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los arousanos se escapan a Canarias, Baleares y Cabo Verde