Blanco cierra el curso subcampeón de la Copa y la Liga de Lituania

El vilagarciano, con contrato para la próxima temporada con el Lietuvos Rytas, destaca el nivel competitivo de su equipo ante «el mejor Zalguiris de los últimos 20 años»


vilagarcía / la voz

«Hago un balance positivo de la temporada, porque hemos sido subcampeones de Liga y Copa frente al mejor Zalguiris de los últimos 20 años. Y siempre hemos dado la cara y peleado al máximo». Alberto Blanco cerraba en la noche del lunes la temporada 2017/18 con la nómina de debes y haberes felizmente resuelta, y con un regusto dulce en el paladar aún después de sufrir escasas horas antes junto a la plantilla y el resto del cuerpo técnico del Lietuvos Rytas la tercera derrota en la final por el título de la Liga de Lituania ante su gran rival nacional y gigante del baloncesto europeo. Un poso dulzón porque, en línea con lo arriba enunciado por el entrenador vilagarciano, ayudante de Rimas Kurtinaitis y head scout (máximo responsable de la captación de talento y potencia de juego para el equipo), si bien «es cierto que hemos perdido la final 4-1, también lo es que en el balance de minutos por delante en el marcador, nosotros fuimos mejores. Todos los partidos han sido muy iguales, y con récord de asistencia en la historia de las series finales del campeonato». 

En un deporte profesional como el baloncesto en el que las segundas estadísticas, las que van más allá del mero balance de victorias y derrotas, adquieren en ocasiones tanta o más importancia que la cosecha de títulos, haber recortado el diferencial respecto al Zalguiris, y sobre todo a una versión mayúscula como la de esta temporada avala el trabajo de Blanco. Más aún, por cuanto el arousano siente una alta corresponsabilidad en el crecimiento de la productividad del Lietuvos Rytas.

«Me hubiera gustado mucho ganar otro título», comenta el técnico gallego, «pero no me voy muy disgustado. Este año la plantilla ha estado mucho mejor, y ha sido uno de mis aciertos. Lograr que respetaran más mi opinión en la confección de la plantilla».

Al fondo se le ha sumado esta temporada la forma para redondear el balance anual de Alberto Blanco. «Hemos jugado un baloncesto muy agradable de ver y agresivo en ataque», dice. Una apuesta que, por lo que se ve, ha sido reconocida por los primeros a los que se debe cualquier equipo: «Los aficionados han agradecido el cambio. Ayer -por el lunes- nada más regresar de Kaunas, más de 300 personas estaban esperando por nosotros en el aparcamiento de nuestro pabellón, incluso con bengalas».

Primer triunfo en Kaunas

Sin duda, este será un curso que Alberto Blanco atesore en la memoria. Por todo lo apuntado, y por los hitos relacionados con el Zalguiris Kaunas. En este sentido, el vilagarciano recordaba ayer desde Vilna, la capital lituana y ciudad del Lietuvos Rytas, que «algo que me gustó mucho este año fue que por primera vez en las tres temporadas que llevo aquí -la segunda cubriendo el 75 % del curso hasta su adiós al club en marzo- hemos ganado en Kaunas, y fue algo especial». El triunfo en una gran batalla que amplificó el hecho de coincidir «el día que tuvimos más de 2.000 seguidores nuestros en el Zalguiris Arena. ¡Fue una pasada ese día!», exclama Alberto. Superarlo, ganando, por qué no, uno de los dos grandes títulos lituanos, está en su mano y en la del resto del colectivo de un Lietuvos Rytas 2018/19 en el que el vilagarciano tiene contrato.

Una rueda que no para: En 15 días a la Liga de Verano NBA

Antes de volver a Vilagarcía, Alberto Blanco cierra esta semana la temporada con la tradicional ceremonia de clausura de la Liga Lituana, y la cena del Lietuvos Rytas. Unos días en los que «tendré reuniones con el club para enfocar lo que queremos para la próxima temporada», indica. Poco dado a la improvisación, hombre conocido por su inclinación hacia el trabajo intenso y bien hecho, el arousano tiene ya «la lista de jugadores lista y bien definida» de cara al proyecto 2018/19. La intención, comenzar a moverse en el mercado desde ahora mismo.

Blanco regresará en breve a Vilagarcía para disfrutar parcialmente de unas cortas vacaciones. Y es que el mundo de la élite del baloncesto profesional no para. Dentro de apenas 15 días el gallego viajará a la Liga de Verano de la NBA en Las Vegas, y ya antes, cuenta, «tengo mucho trabajo para ayudar a la construcción del nuevo proyecto».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Blanco cierra el curso subcampeón de la Copa y la Liga de Lituania